BAQUIA

El sexo 2.0 no acaba de despegar

La participación del usuario, su papel activo como generador y valorador de contenidos, ha transformado la relación de los usuarios con Internet durante los dos últimos años, dando lugar a eso que conocemos como la Web 2.0. Sin embargo el porno, uno de los grandes negocios de Internet, ha quedado un tanto al margen de esta tendencia, como plantea Emilio Márquez en este artículo (primera y segunda parte).

¿Qué ha sucedido realmente? ¿Acaso una industria tan innovadora como la del sexo ha perdido este tren? No; simplemente, el sexo se ha suavizado para llegar más lejos en la sociedad 2.0. Los contenidos light triunfan en redes como MySpace, y dado que el formato no es un factor primordial, los consumidores siguen teniendo a su disposición multitud de vías para acceder a los contenidos para adultos. No es el 2.0 el más importante, tal vez porque a la mayoría de la gente le resulta más sencillo escribir un blog que filmar su actividad sexual y colgarla en sitios como PornoTube.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios