BAQUIA

El spam además te espía (para colmo)

Los correos electrónicos comerciales no deseados, además de molestar por la pérdida de tiempo que supone deshacerse de ellos, pueden introducirse subrepticiamente en el disco duro a través de cookies para espiar la navegación de los internautas.

Los pequeños ficheros de texto llamados cookies, utilizados profusamente por sitios web —tanto para facilitar la navegación de usuarios registrados sin necesidad de que repitan la introducción de datos como para espiar sin permiso los hábitos de los navegantes—, están siendo usados también para enviar la misma información vía email, en la mayoría de los casos sin la protección de la privacidad para los usuarios que ofrecen los websites.

\”Las cuestiones relacionadas con la seguridad y la privacidad de la Web ahora se trasladan al correo electrónico\”, según Adam Shostack, director de tecnología de Zero-Knowledge Systems. Durante años, los sitios Web han tenido que bregar con la legislación para definir claramente su política de privacidad sin perturbar los intereses y derechos de los usuarios… pero ante el mismo problema, tocante al correo electrónico, los usuarios se encuentran ante una indefensión total, entre otras cosas porque nadie ha investigado suficiente las prácticas de los spammers (o de las empresas legales de marketing).

Los spammeres pueden conseguir enlazar a los consumidores anónimos con sus direcciones de correo, con lo que ese anonimato desaparece automáticamente. Desde muchos puntos de vista, el rastreo mediante emails es más efectivo, porque se pueden relacionar las direcciones de correo con el historial de navegación. Los mensajes que incorporan el lenguaje web (HTML), ahora mayoría (el 65% del marketing por email se realiza en HTML, según la Direct Marketing Association), tienen la misma facilidad que los sitios web para colocar cookies en los discos duros.

Así, la defensa ante las \’galletitas\’ es la misma que durante la navegación: tanto en el Explorer de Microsoft como en el Outlook Express, los programas de navegación y correo más extendidos, se pude establecer aceptar/rechazar cookies, así como que avisen cuando se nos envía alguna.

  • Más en News.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios