BAQUIA

El spam se ceba en las pymes

El dato es estremecedor: entre el 75 y el 80% de todos los mensajes que circularon por la Red durante el año pasado era correo basura, según un estudio del proveedor de servicios antispam Postini. Las compañías mayores, mejor dotadas en general de recursos tecnológicos, se ven menos afectadas que las pymes por los anuncios de hipotecas imposibles, mensajes religiosos y oraciones o remedios para aumentar la potencia sexual.

Un ejemplo: ha circulado últimamente un e-mail titulado Sólo tienes que creer; el texto, traducido del inglés, dice que La eternidad es un tiempo muy largo. Si tú o alguien cercano a ti no ha aceptado a Dios, por favor, acéptalo hoy. La misiva prosigue con una oración que, repetida un número conveniente de veces, puede rescatar a los pecadores del fuego eterno. Este tipo de spam está en boga, debido al auge del conservadurismo religioso en EEUU y a que no hay cortapisas legales. La ley federal, Can Spam, no puede hacer nada contra este tipo de correos que no intentan vender algo, sino sólo hacer proselitismo.

Sin embargo, en Europa las leyes se dirigen contra todo el correo no solicitado, sea comercial o no… otra cosa son los resultados.

En cualquier caso, buena parte de estos correos no procede de las típicas compañías de spammers, sino de gente que ha pagado un pequeño dinero por hacerse con una base de datos llena de direcciones electrónicas de usuarios. Lo mejor es tener mucho cuidado.

Aparte de la molestia de tener que eliminar el correo basura, su principal consecuencia es la pérdida de productividad que provoca entre los trabajadores. El asunto es serio: o las empresas del sector y los gobiernos se ponen a trabajar juntos con seriedad, o llegará el día en que la gente dejará de usar el correo porque sencillamente no le llegarán sus mensajes: la cuenta estará saturada de basura.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios