BAQUIA

El teléfono móvil no interfiere con los sistemas del avión

Ahora resulta que pronto vamos a poder hablar lo que queramos en vuelo. Al parecer no existe ningún peligro para los instrumentos de la navegación del avión que, según nos cuenta The Economist , están perfectamente aislados para que la radiación de un móvil no les afecte en nada.

Entonces, se preguntarán ustedes ¿Por qué no se puede hablar en los aviones? Según la misma fuente, se trata de impedir que un centenar de pasajeros utilizando un solo avión descontrolen las señales de un operador terrestre mientras pasan a toda velocidad por encima de sus estaciones base. Ahora resulta que no existe peligro para el avión sino para las comunicaciones de las ciudades por las que éste sobrevuela.

Al parecer, todo esto va a cambiar a través de la instalación de "picocell" , en cada avión. Esto permitirá que los teléfonos móviles del avión, en vez de comunicarse con la central de tierra, lo hagan directamente con la celda instalada en el avión, con ello se conseguirá que, dada la corta distancia de la comunicación, la emisión necesaria sea muy baja y no corra peligro de interferencia con los mandos del avión.

Otra cosa serán las reglas que cada compañía aérea dicte para sus pasajeros y la forma en la que traten este servicio. Es posible que las compañías de aviación, más que convertirse ellas en un carrier de telecomunicaciones, se alíen con empresas de telecomunicaciones y compartan con ellas los ingresos.

Todo este sistema de comunicación a bordo ha sido desarrollado por Wireless Cabin , un consorcio de empresas formado por SIEMENS , Ericsson y Airbus Industries que, al parecer, entiende que existe un mercado naciente en este entorno.

Como comenta The Economist ahora, si un niño no nos deja dormir, por lo menos podremos hablar con un amigo o con la oficina.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios