El teletrabajo gana terreno en las grandes empresas españolas

Un nuevo informe sobre prácticas de trabajo no presencial presentado recientemente en la sede del IE Business School en Madrid revela que cerca de un 30% de los empleados de las compañías analizadas teletrabaja, y que un 42% de ellos podría estar potencialmente incluido en algún tipo de práctica de teletrabajo. El estudio (descarga en pdf) analiza el grado de implantación del teletrabajo y el trabajo virtual en 16 importantes empresas del sector TIC español: Accenture, Alcatel-Lucent, Atos Origin, Cisco Systems, EDS, Ericsson, Everis, HP, IBM, Indra, Intel, IT Deusto, Microsoft, Nortel Networks, Oracle, Sun Microsystems y Telefónica. Se entiende por teletrabajo la modalidad de trabajo no presencial que se realiza con otras personas, siendo el hogar del empleado su oficina cuando trabaja. El informe concluye que más de la mitad de las compañías participantes en el estudio tienen ya a disposición de los empleados tanto programas definidos y formalizados como accesos y herramientas no formalizados para teletrabajar. Las expectativas que tienen las empresas en estas prácticas son, por orden, la mejora en la conciliación trabajo-familia de los empleados, el aumento de la productividad y la mejora de la satisfacción laboral. También se analiza el trabajo virtual, aquel que se realiza con otros miembros de la organización de forma no presencial, a través del teléfono, fax, e-mail y, en general, de otras tecnologías de la información y la comunicación más avanzadas. Los empleados con accesos fijos a Internet, al e-mail y a herramientas de trabajo colaborativo rozan prácticamente el 100%. Hay una clara diferencia, sin embargo, entre los que acceden a la telefonía fija (91,8%) frente a aquellos que acceden a telefonía móvil (39,9%). En cuanto a las expectativas de las empresas en las prácticas de trabajo virtual, destacan, de mayor a menor importancia, la mejora de los procesos de trabajo, el aumento de la productividad y facilitar el trabajo en equipo. Con respecto al futuro del trabajo no presencial en la organización, las compañías analizadas en el informe afirmaron que pretendían aumentar las prácticas tanto de trabajo virtual como de teletrabajo, así como incrementar el número de empleados que participen en ellas. Los objetivos serían, entre otros, la mejora de la conciliación trabajo-familia, de la satisfacción laboral del trabajador y del aumento de la productividad.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios