BAQUIA

El terror de los adolescentes: tener a sus padres como amigos en Facebook

Cuando las madres sacan el álbum de fotos de los primeros años de sus retoños, éstos suelen pensar aquello de “¡Tierra, trágame!”. Y es que aquellas fotos del bebé en pañales que la madre enseña a las visitas con orgullo y lágrimas en los ojos, para el niño –o ya adolescente- se convierten en una terrorífica exposición.

Ahora otro temor atenaza a los más jóvenes: que sus padres quieran ser sus amigos en las redes sociales. Por si no tenían suficiente control sobre sus vidas, también quieren estar al tanto de lo que hacen en la Red.

Pero los jóvenes no están dispuestos a ceder fácilmente su independencia digital. Según un estudio elaborado por AOL, el 76% de los padres cuyos hijos tienen una cuenta en Facebook les han enviado una solicitud para ser aceptados como amigos. Sin embargo, casi un tercio (29%) de los adolescentes rechaza a sus padres (especialmente a las madres) en la lista de amigos.

En realidad, los padres tienen un motivo sensato para comportarse así: el mismo estudio desvela que más de la mitad de los niños (54%) no conocen personalmente a todos los contactos incluidos en su lista de amigos, por lo que es comprensible que los padres quieran tener cierto control sobre con quién se relacionan sus hijos, aunque éstos no le entiendan así.

Hay otro aspecto por el que los hijos se resisten a admitir a los padres en su santuario digital: las dos generaciones tienen diferentes conceptos sobre lo que significa ser moderno. Y es que aquello que para los padres es lo último, para los hijos puede ser un motivo de bochorno delante de sus amigos.

Algunos ejemplos los encontramos en la web Oh Crap! My Parents Joined Facebook, donde a diario se suben desde desesperadas peticiones de padres pidiendo a sus hijos que les acepten como amigos hasta madres que se enteran en Facebook de que sus hijas han pasado del estado “Comprometidas” a “Solteras”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios