BAQUIA

Emprendiendo con el deporte

Son muchos los que sueñan con hacer del deporte su actividad. Y en este país pocos lo han conseguido. No se ven emprendedores en este sector. Las oportunidades son infinitas, como en tantos otros campos, pero el deporte está controlado por grandes grupos que monopolizan y obstaculizan la entrada a nuevos emprendedores. Pero la entrada a este sector es fácil, y no pasa por tener dinero, como muchos piensan.

Se trata de tener pasión por el deporte y ganas de llevar adelante el proyecto deseado. Emprender no es comprar un equipo de fútbol a golpe de talonario. Emprender implica crear un proyecto desde una nueva perspectiva, con nuevas ideas y formas de hacer las cosas. Y en el campo del deporte, está todo por hacer.

Es un mundo artesanal, amateur, como el deporte mismo. Las estructuras de gestión profesional brillan por su ausencia. Solo basta asomarse por clubs y centros deportivos y constatar que muchas cosas se podrían hacer mejor. Los hay que aplican una buena gestión, pero en general nos encontramos con un mundo amateur.

Y ser emprendedor significa mantener el espíritu del deporte amateur, pero con una gestión profesional y con igualdad de oportunidades para todos. Las mejoras a aplicar van desde la gestión de los ingresos, pasando por el mundo del patrocinio y la involucración del mundo empresarial, hasta el control de los gastos evitando el despilfarro y amiguismo que rigen en muchas entidades.

Las oportunidades son muchas. La idea es buscarlas en el acercamiento del mundo empresarial, social y educativo al mundo del deporte. Con la misma profesionalización de la gestión se encontrarán líneas de colaboración que están totalmente desatendidas y desaprovechadas.

La familia Padilla es un claro ejemplo. Amantes del ciclismo, han hecho de su amor por su deporte su profesión. Son responsables del equipo ciclista Team Cycling. Es admirable lo que hacen porque dan la oportunidad a jóvenes talentos del ciclismo de correr en carreras profesionales. Padre e hijo se encargan de la gestión de las carreras, de los corredores y, lo más importante, de los patrocinadores.

No es tarea fácil, pero año tras año consiguen seguir en el mundo del ciclismo con su equipo, dando alegrías a los aficionados, al pelotón de corredores con oportunidades y a sus patrocinadores con victorias y notoriedad de marca. Además de emprendedores, destacan por ser grandes personas. Si no fuera por gente como los Padilla, nuestro deporte estaría en peores condiciones. Agradecerles su labor y que sigan cosechando éxitos deportivos. Los personales ya los tienen y los disfrutan. Son emprendedores y felices con poder hacer de su pasión su profesión.

Se podrían hacer más cosas en el deporte, pero faltan emprendedores. ¿Te apuntas?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios