BAQUIA

Empresas “bajo demanda”, la capacidad de respuesta ante el cambio

La flexibilidad y la capacidad de respuesta son los dos elementos clave que van a estar cada vez más presentes a la hora de que una empresa diseñe su estrategia. En todos los sectores de la economía actual, las empresas están buscando nuevos modelos para responder rápidamente a cualquier circunstancia que se pudiera presentar: cambios en la demanda, en los precios de las materias primas, desastres naturales, variaciones en los tipos de interés, etc.

El mundo de los negocios está entrando en una nueva era -la era \”bajo demanda\”-, cuyo objetivo es transformar la estructura y los procesos de las empresas para que éstas estén mejor preparadas para detectar y reaccionar rápidamente ante el cambio. Empresas como American Express , Aventis, Deutsche Bank, Goodyear, ING, JP Morgan etc. han iniciado ya esta transformación para convertirse en empresas bajo demanda.

Las ventajas son claras: mayor flexibilidad, reducción de costes, incremento de la eficiencia y por consiguiente un aumento de la competitividad.

El mundo de los negocios está entrando en una nueva era -la era \”bajo demanda\”-

Se trata de que la estructura operativa de una empresa trabaje al mismo ritmo que las demandas del mercado o de los clientes. Por ejemplo, actualmente un banco tarda días en determinar si concede un préstamo hipotecario a un cliente. Este proceso se podría reducir a minutos, si el banco tuviera capacidad para acceder de forma a instantánea a toda la información necesaria (nóminas, declaración de la renta, tasación de la vivienda, etc.) o incluso podría delegar estas tareas en un socio tecnológico (invisible para el cliente) que se encargara de hacer estas gestiones. Por ejemplo, en el sector del automóvil, en el área de gestión de inventario se tarda una media de 45 minutos en recibir una pieza. Sin embargo desde que un coche se fabrica hasta que llega a su cliente pasa un período que asciende a 90 días. Se trataría de reducir este período para responder mejor a las demandas del mercado.

Las organizaciones bajo demanda se caracterizan por cuatro aspectos:

  • Capacidad de respuesta en tiempo real (sus procesos están integrados y preparados para ello)
  • Estructura de costes variable
  • Focalización en las competencias clave de su negocio externalizando en socios estratégicos la gestión de determinadas tareas.
  • Robustez y capacidad de recuperación de forma inmediata ante todo tipo de amenazas.

mayor flexibilidad, reducción de costes, incremento de la eficiencia y por consiguiente un aumento de la competitividad
Entorno tecnológico

Todo esto se apoya en un entorno tecnológico que tiene que estar especialmente preparado para dar soporte a estas necesidades. En este modelo de eficiencia operativa total, es fundamental la integración absoluta de los procesos, de la tecnología y de las personas que los llevan a cabo.

La infraestructura bajo demanda permite a la empresa acceder a la tecnología a través de la red, en un modelo de pago por consumo, del mismo modo que se hace con la luz, el agua, el gas o el teléfono. Los entornos bajo demanda se caracterizan también por cuatro aspectos: se trata de un modelo integrado (conecta a una empresa con sus socios, proveedores y clientes); abierto (mediante la utilización de estándares); virtual (el usuario desconoce la ubicación geográfica donde se encuentran los recursos en red que está utilizando); y autónomo (la tecnología se gestiona por sí misma).

e-business bajo demanda es una tendencia a largo plazo porque implica que la empresa inicie una transformación que afecta a la organización en su totalidad. No es sólo un tema de infraestructura tecnológica, sino también de procesos. Primero la empresa tiene que analizar su modelo de negocio y determinar si éste es adecuado, así como determinar qué procesos de negocio son clave y cuáles pueden ser externalizados. De esta forma se ayuda a convertir los costes fijos en estructuras de costes variables. Asimismo, es fundamental que la empresa revise la seguridad de sus procesos y sus infraestructuras para que estén preparados para funcionar siempre y en todo lugar. Por esta razón es importante que las empresas comiencen esta transformación ahora porque en la era de los negocios bajo demanda, el factor que determinará la competitividad de la empresa, será su capacidad de reacción ante el cambio.

Juan A. Zufiria
Director General de IBM Global Services España y Portugal

Temas relacionados:
  • IBM firma un contrato de 1.000 millones de Euros con el Grupo AXA

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios