BAQUIA

Empresas del siglo XXI

En un reciente artículo en Baquia hablábamos de la empresa en tiempo real, IBM , la empresa que está aplicando los nuevos conceptos de outsourcing y gestión integral de sus sistemas de información con el fin de poder responder a las necesidades de sus clientes en el mismo momento que éstos las plantean.

También hemos visto el éxito de Google y, para aquellos interesados en su forma de gestionar el crecimiento, recomendamos la lectura del siguiente artículo de New York Times para que vean una forma de gestión que parece reflejar los planteamientos caóticos de los mejores tiempos de Internet.

Pero todo esto ha despertado nuestra curiosidad y hemos decidido investigar. Nos llama la atención un listado que seguimos en Wall Street.com en el que no encontramos ningún nombre conocido entre las 20 primeras empresas americanas por crecimiento. El número uno de la lista en una empresa de marketing directo especializada en la venta de lentes de contacto 1-800 Contacts, y la primera empresa de venta de ropa está en el número cinco, Chico. En este listado, como no podía ser de otra forma hablando de Wall Street, el crecimiento es en valor bursátil. Si algo hemos aprendido del fracaso de muchos otrora grandes éxitos de la bolsa es que su esplendor es poco duradero.

Así que hemos pensado en revisar otro listado mejor valorado por el crecimiento real en el tiempo de sus seleccionados. SiliconValley.com ha seleccionado una noticia del Mercury News, escrita por Jennifer Bjorhus y que demuestra que, incluso en el corazón de la tecnología, en el valle californiano que hizo famoso Internet, la tipología de empresas de éxito está cambiando.

Incluso en Sillicon Valley, el corazón de Internet, está cambiando la tipología de la empresa de éxito

Ejemplos de nuevo éxito

Align Technology es una empresa de alta tecnología que no tiene nada de modelo de negocio complejo. Su oferta es bien sencilla. Sus hijos ya no necesitan soportar brackets. La empresa utiliza alta tecnología de diseño 3D y construcción sobre moldes plásticos para conseguir un sistema sencillo, mucho menos pesado de llevar y casi invisible. Cuando sus responsables decidieron explicar en televisión su invento, la empresa aumentó la facturación seis veces para alcanzar 46,38 millones de dólares. Siendo una empresa relativamente pequeña, está concebida como una pequeña multinacional. De hecho, si intentamos entrar en su web, al reconocer nuestra procedencia nos sirve sus páginas en español. Innovación, capacidad de riesgo, visión global, son clave para el éxito de esta nueva estrella. También ayuda que el ser humano tenga más de un par de dientes y que estos aparezcan en su cara con cada sonrisa.

La competencia americana de inout TV, TiVo , se está convirtiendo en un verbo. En el valle ya es frecuente preguntar "¿Has tivo el partido del domingo pasado?". El concepto del home entertainment center que también defiende en España inout TV, está empezando a generar una hueste de seguidores increíblemente enfervorizados que lo utilizan para mandar en sus hábitos de consumo multimedia. El consumidor sin afeitar y atado al mando a distancia para su sesión de zapping, ha superado su estadio letárgico y se ha convertido en un adicto a la programación -utilizando un mando a distancia algo mejor preparado- para convertirse en su propio director de entretenimiento. El resultado es tan curioso porque, en contra de lo que pasa con los suscriptores de otros sistemas de TV de pago, la empresa apenas tiene abandonos entre sus más de 400.000 clientes de pago.

Y hablando de empresas excelentes, ¿qué empresa ha conseguido incrementos de ganancias interanuales del 40% desde 1991 hasta 2001? Diez años creciendo al doble del ritmo de su rival más cercano. Curiosamente, ha sido una empresa nada especial en cuanto a su modelo de negocio. Cardinal Health es tan solo un simple distribuidor de productos médicos para hospitales y centros de salud. Nada especial, convertido en un entorno de crecimiento explosivo sólo conocido en sectores avanzados de tecnología. Cardinal ni siquiera es una empresa global, todavía, pero en los últimos años ha construido 25.000 millones de dólares de valor añadido para sus inversores.

Según Fast Company, "se debe pensar en el producto o servicio que oferta. Su cliente gasta tiempo, esfuerzo y dinero para conseguir entender su producto, cómo mantenerlo, cómo financiarlo, almacenarlo y deshacerse de él. Su producto puede tener complejas interacciones con otros productos. Puede servir para más de un usuario, cada uno con necesidades distintas. Todas estas ineficacias y dificultades están esperando para ser mejoradas y representan una tremenda oportunidad, en muchas ocasiones 10 o 20 veces mayor que con el producto directamente".

Según Bob Romasco, CEO de Direct Marketing Services, "en muchas organizaciones existen dos divisiones, una que representa el negocio tradicional y estable y otra unidad, llamémosle la división B que está inventando el futuro. El gran reto del CEO de la compañía es generar suficientes márgenes con la división tradicional con el fin de poder financiar el soporte a la nueva B. El gestor de la primera división no debe sentirse presionado para que sus beneficios sean utilizados por la nueva".

Parece pues que las empresas del siglo XXI, tradicionales y de nuevo cuño, serán más flexibles y tendrán una fijación constante con la mejora de la atención a las necesidades de los clientes.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios