En 2015, la mitad de las bombillas serán LED, según Philips

Si aún nos estamos acostumbrando a eso de que las bombillas incandescentes son cosa del pasado, resulta que no queda mucho para que las nuevas halógenas empiecen a desaparecer, a juzgar por las afirmaciones de Philips, que espera que las lámparas LED supongan la mitad del mercado de la iluminación dentro de apenas cuatro años.

La empresa hizo tan encendida defensa de las lámparas LED en la presentación de AmbientLED, una bombilla de 12.5 vatios que ha recibido el sello de aprobación de Energy Star, esa pegatina azul presente en equipos electrónicos variados que cumplen criterios de eficiencia energética.

Philips asegura que la bombilla, que también responde al nombre de EnduraLED, dura 25 veces más que las incandescentes y usa un 80 por ciento menos de energía. Está diseñada para sustituir a las bombillas antiguas de 60 vatios, lo que resulta especialmente llamativo en EEUU, donde no hay un programa equivalente al de la Unión Europea para sustituir las bombillas incandescentes.

Por ahora, sin embargo, el mayor obstáculo a estas luces LED es su precio, porque pocos compradores sensatos están dispuestos a pagar los 39,97 dólares que cuesta la AmbientLED en Estados Unidos, aunque sea con promesas de ahorros futuros y eficiencia energética.

No es la primera predicción que nos suena lejana, como aquella de IBM sobre el final de los enchufes para las baterías recargables. Pero también es verdad que si esas lámparas LED sirven además para transmitir datos, la cosa se facilita mucho.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios