En España se roban el 1,3% de las mercancías minoristas

El Centre for Retail Research, con sede en el Reino Unido, ha presentado la última edición del Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución, un estudio que analiza las consecuencias del hurto y la delincuencia en el sector minorista en un total de 42 países.

En el caso de España, han participado 33 empresas de distribución con un total de 5.960 tiendas y un volumen de ventas de 30.966 millones de euros. La conclusión general es que en nuestro país el índice de pérdidas es del 1,3% respecto a las ventas, ligeramente por encima de la media europea del 1,29%.

Los costes de la pequeña delincuencia suponen para las tiendas españolas unas pérdidas de 2.252 millones de euros. Si se añaden las pérdidas por errores administrativos (un 15,9% del total), las pérdidas totales ascienden a 2.682 millones de euros.

Aunque la cifra sea alta, ha disminuido con respecto a 2009, cuando las pérdidas totales ascendieron a 2.805 millones de euros, o el 1.42% de las ventas.

Sin duda influye el aumento en la seguridad, donde el sector del retail español ha invertido este año 784 millones de euros en seguridad (0,38% en porcentaje de ventas), 39 millones más que el pasado año (745 millones). Para proteger la mercancía ha aumentado el uso de keepers y la implementación del Etiquetado en Origen.

Casi la mitad de las mercancías que desaparecen (el 49,4%) se deben a robos de los clientes. Llama la atención el alto porcentaje de robos de los empleados, un 29,8%. El resto de pérdidas se reparte entre los mencionados errores administrativos (15,9%) y los hurtos de proveedores (4.9%).

Estas desapariciones acaban trasladándose a la factura que paga el consumidor final. Según el Barómetro, los costes derivados del hurto le cuestan a cada familia española 203,5 euros al año, o 74€ por persona.

Con respecto a los resultados globales, el estudio cifra el hurto total en el retail en 87.506 millones de euros (1,36% de las ventas), lo que representa un descenso del 5,6% respecto a 2009. Este descenso está muy relacionado con el aumento del 9,27% de la inversión en seguridad, que supera los 21.000 millones de euros.

Los artículos preferidos por los cacos son la ropa de niños, la ropa de calle, elaborados cárnicos de primera calidad y productos para el afeitado, embutidos y leche para bebés. India es el país más afectado por los hurtos (2,72% de las ventas minoristas), y en Europa es Rusia (1,61%). Los compradores más honrados son los taiwaneses, donde sólo se pierden el 0,8% de los productos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios