BAQUIA

En la guerra de los smartphones, el vencedor podría ser… BlackBerry

Dicen que a río revuelto, hay ganancia de pescadores… Y en la dura pugna que mantienen diferentes fabricantes dentro del mercado de smartphones, enfrentados al iPhone de Apple (o al menos, intentado hacerle frente), podría surgir un inesperado vencedor, la canadiense Research in Motion, fabricante de BlackBerry.

Un artículo de la revista Fortune analiza las perspectivas dentro del sector de los smartphones para esta empresa, comandada desde hace 17 años por una pareja de CEOs, Jim Balsillie y Mike Lazaridis, de caracteres tan distintos como complementarios.

Aunque el glamour sea para otros, no seria injusto reconocer a RIM la paternidad de los smartphones, entendidos como teléfonos con capacidades avanzadas, principalmente el acceso a Internet y el correo electrónico. Durante años sus productos se han dirigido al mercado corporativo, aunque ahora, después de que el iPhone haya popularizado estos aparatos, la situación empieza a cambiar.

Desde luego, las cifras dejan claro su potencial; en la última década RIM ha vendido 65 millones de teléfonos a sus 28,5 millones de clientes. En Estados Unidos acaparan el 56% del sector de los smartphones, y su BlackBerry Curve ha superado este año al iPhone en unidades vendidas.

Y es que el iPhone es, paradójicamente, enemigo y aliado de RIM. Desde el estallido popular de los smartphones gracias al teléfono de Apple en junio de 2007, las ventas de RIM se han triplicado, pasando de una facturación trimestral de 1.100 millones de dólares a 3.400 millones. Actualmente, tres de cada cinco smartphones que se venden en los EEUU son modelos de BlackBerry.

Todas estas cifras colocan a RIM en el primer puesto de la lista de Forbes de empresas de mayor crecimiento, con un aumento medio en los últimos tres años del 77% en sus ingresos y del 84% en los beneficios por acción. No está mal para un mercado donde compiten Google (con su Android), Nokia, Palm y nuevos entrantes como Acer o Dell.

En el último año, RIM ha centrado sus esfuerzos en presentar la BlackBerry como una herramienta de entretenimiento, y no sólo de trabajo. Y el esfuerzo está dando sus frutos: el 80% de los nuevos clientes en el último trimestre eran usuarios particulares. Además, la fidelidad del presidente Obama, inseparable de su BlackBerry, le ha otorgado una excelente y gratuita publicidad.

Otro factor que RIM ha sabido manejar acertadamente es la compatibilidad con los operadores: a diferencia de Apple, que ha elegido un único operador para distribuir el iPhone en cada país, los compradores de BlackBerry pueden personalizar a su antojo el aparato, optando por alguno de los siete modelos básicos disponibles con diferentes compañías, lo que les ofrece un gran abanico de opciones. En los últimos años, RIM ha establecido acuerdos con 475 operadores de 160 países.

El mejor ejemplo de esta estrategia es el modelo Storm, el primer smartphone táctil de RIM, que fue posible desarrollar y comercializar gracias a las inversiones millonarias de Verizon, y que en España distribuye Vodafone.

Para el futuro, RIM piensa en la expansión por nuevos mercados y en el desarrollo de terminales con aplicaciones muy específicas, adaptarse a las nuevas demandas de los consumidores. Por ejemplo, su último lanzamiento es el Curve 8520, adaptado a las redes sociales, con aplicaciones directas a Facebook o YouTube, a la venta en EEUU por sólo 48 dólares con un contrato de dos años con T-Mobile.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios