BAQUIA

En publicidad el tamaño sí que importa

Los nuevos \’engendros\’ publicitarios que invaden la Red están aquí para quedarse. Además de layers, pop-ups o pop-unders, los anuncios de \’gran formato\’ se están instalando en las páginas web como penúltimo intento de combatir la sequía publicitaria, a la vez de convencer a los reacios anunciantes de que la inversión publicitaria online no cae en saco roto.

Ya hace un año que el Interactive Advertising Bureau (IAB), que se empeña en poner un poco de orden en el maremagno de la publicidad en Internet, dio a conocer tres tipos de formatos estandarizados, anuncios de gran tamaño conocidos como skyscrapers (120 pixeles x 600 pixeles ó 160×600), squares (250×250) y rectangles (cuatro tamaños, desde 180×150 a 336×280). Pues bien, según un estudio de Jupiter Meda Medtrix, esos \’tochos\’ funcionan, o por lo menos se están adoptando a buen ritmo. Desde luego, nadie puede negar que se ven más que los tradicionales banners (468×60) y \’botones\’ (alrededor de 100×100), a la vez que molestan bastante menos que los interstitials o superstitials, que conquistan toda la pantalla.

El pasado mes de abril, los anuncios de gran formato se anotaron 2.000 millones de impresiones, el 4% del total, y sólo nueve meses después ya sumaban 5.700 millones de impresiones, un crecimiento del 185% y el 9% de todas las impresiones (una \’impresión\’ es cada vez que un usuario ve —abre una página que contienen publicidad— un anuncio). El viejo banner sigue reinando, controlando entre el 50% y el 52% de las impresiones cada mes durante el año pasado, ya que el 80% de los anuncios de tiendas online y sitios de subastas tienen ese formato.

Charles Buchwalter, de Jupiter MMX, considera que el crecimiento es muy significativo, \”sobre todo teniendo en cuenta que el IAB anunció los nuevos formatos hace sólo un año\”. Además, confía en que estos nuevos estándares contarán con un crecimiento constante, que no excesivo, en el futuro, ya que lo que está por venir nadie lo sabe por el momento.

Buchwalter resalta que el cambio más importante que han traído los anuncios grandes es la facilidad para experimentar y, aunque los anuncios pequeños no desaparecerán, los nuevos son un regalo para un sector que necesitaba ayuda desesperadamente.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios