BAQUIA

eNeo, un mayordomo en cada casa

Se ha cruzado el umbral del siglo XXI y los cimientos de la tan prometida casa inteligente están a medio construir. Apenas ha variado la estructura de los hogares, y los añadidos tecnológicos (aquellos que, en teoría, mejoran la calidad de nuestras vidas) se reducen a algún que otro decodificador, un DVD y multitud de mandos a distancia. En vez de facilitar la vida de sus habitantes, estos cacharros ocupan cada vez más espacio y obligan a poseer una paciencia infinita si quiere aprenderse su funcionamiento.

El principal problema de las innovaciones tecnológicas que aterrizan en los hogares reside en que la tecnología prima sobre las personas. Son los hombres los que deben adaptarse a las nuevas reglas que marcan los aparatos, y no al revés. Ante estas contradictoria realidad se rebela Tech Foundries, el nuevo proyecto empresarial de Eudald Domènech, conocido por crear Servicom -el primer proveedor de acceso en España-, y fundar Telépolis, portal que en agosto de 2000 adquirió eresMas. Esta operación le dejó a Domènech el tiempo suficiente para conseguir los 15 millones de euros que se necesitaban para crear Tech Foundries.

La compañía nace con un objetivo muy claro: \”conseguir que la tecnología se encuentre al servicio de las personas\”. Por ello, se tiene que proporcionar un acceso adecuado \”que penetre en los hogares y entre a formar parte de ellos de una forma transparente y natural\”. Esta filosofía la aplicará eNeo, marca que Tech Foundries utilizará para construir la casa del futuro. El nombre proviene de Neo, protagonista de la película Matrix que simboliza \”la rebelión del hombre frente al yugo de las nuevas tecnologías, complicadas, con frecuencia inútiles y alejadas de los intereses de los usuarios\”, recuerda la empresa.

¿Cómo será la casa del futuro?

La carencia de imágenes y las escasas explicaciones acerca de cómo será el hogar del siglo XXI hace necesario que las explicaciones se sustenten sobre una realidad más clara. Es decir, ¿a qué se refieren los expertos cuando emplean el término casa del futuro? ¿A la casa de Bill Gates? ¿A un espacio diáfano plagado de cachivaches? Las definiciones varían, aunque existe un hilo que aúna a todas ellas: la comodidad será la principal característica.

En este caso, para encontrar la respuesta cabe plantearse ciertas preguntas: \”¿Por qué no podemos conectar más de un PC a Internet con una sola línea? ¿Por qué nos quedamos sin teléfono si nos conectamos a la Red? ¿Por qué si disponemos de más de un televisor en casa no podemos compartir un único descodificador o vídeo? ¿Por qué no podemos controlar las facturas de teléfonos fijo y móviles que se disparan? ¿Por qué tenemos encima de la mesa del salón toda una gama de mandos a distancia para controlar la televisión, el vídeo, cadena de música, etcétera?\”. Todas estas cuestiones se las plantea eNeo. A todas ellas pretende dar respuesta.


Eudald Domènech, CEO de Tech Foundries

La casa del futuro que diseñe esta compañía catalana no tendrá un único arquitecto. Consciente de que si actúa sola el resultado final puede quedar cojo, ha creado lo que sus propios directivos definen como la \”metacompañía\”. Este \”nuevo modelo de organización empresarial\” se apoya en la unión de diversas firmas \”mediante la adquisición o creación de alianzas\” en torno a un foco y objetivos concretos. Diode, empresa de fabricación y distribución de productos informáticos, y la televisión interactiva Lavinia TV, son las dos primeras empresas que se han unido a la iniciativa. Recientemente, ha pasado a engrosar las filas de Tech Foundries SIDSA, cuya actividad se centra en la fabricación de chips informáticos.

El primer producto que paliará las complejidades de las casas del futuro será la televisión. El artículo que eNeo pondrá a la venta será un receptor diseñado para empaquetar todos los canales existentes y facilitar el uso de otros aparatos del hogar, como el vídeo, equipo de música, teléfono… \”El negocio del futuro será la televisión personal en la que no mandarán los programadores de las grandes cadenas, sino los usuarios\”, ha comentado Domènech. En España ya existen modelos de televisión interactiva, como Quiero TV o Vía Digital, que han conseguido atraer a un buen número de usuarios en poco tiempo. De igual forma, en otros países como Estados Unidos, operan plataformas más desarrolladas al estilo de TiVo.

Domènech ha advertido de que los productos que configuren el cuerpo de eNeo se lanzarán de forma espaciada en el tiempo. Algunos diseños, como la televisión personalizada, se encuentran en fase de prueba en una casa experimental en Cataluña en la que se han invertido tres millones de euros. Ese interés por convertir a la televisión en el primer elemento de eNeo no es casual, ya que será el receptor sobre el que giren el resto de electrodomésticos del hogar. La caja tonta ganará en inteligencia al lograr que muchos de los aparatos mejoren sus funciones gracias a ella.

La primera fase de implantación de los servicios que configuren eNeo recibe el nombre de Home Media Terminal y estará centrado en la TV. Esta \”será el primer objetivo para la administración del ocio en el hogar (televisión, CD, DVD…) mediante una potente guía de recomendación de programas que se actualizará a diario\”, puntualiza la compañía. También en la primera fase se acercarán al usuario servicios relacionados con Internet (MP3, MP4, página personales, chat, comercio electrónico, etc.), pero utilizando el lenguaje sobre el que funciona la televisión. Fuentes de eNeo subrayan que no se pretende \”acceder a Internet desde la televisión, sino ofrecer una TV con capacidades Internet; un Internet de sofá\”.

Un segundo paso se producirá cuando se ponga en marcha el objetivo LETH (Living Room Entertainment and Telecommunication Hub), en el que se integrarán soluciones de software, hardware y servicios \”destinados a la integración de funcionalidades y a resolver las necesidades más inmediatas en la gestión del entretenimiento y las telecomunicaciones dentro del hogar\”. Se trata, en definitiva, de administrar los dispositivos relacionados con el entretenimiento y las telecomunicaciones.


Fases de implantación de eNeo

El último plazo consistirá en poner el último ladrillo del hogar del futuro. Para ello se compatibilizarán todos los dispositivos y se integrarán en la gestión del entorno. En definitiva, se trata de concluir una casa que \”no espera que le digamos lo que tiene que hacer, sino que de forma transparente, como el más eficiente de los mayordomos, aprende día a día de los gustos y las costumbres de cada miembro de la familia para servirles de la forma más eficiente posible\”, pretende Tech Foundries.

Opacidad informativa

Durante la rueda de prensa en la que se presentó eNeo, celebrada en un restaurante de Madrid, el equipo directivo de Teach Foundries (en el que también participa Joan Majó, ex ministro de Industria) aportó todas las cifras económicas de la compañía. Así, la facturación estimada será de 110 millones de dólares el primer año, se generarán 250 puestos de trabajo y se partirá de un EBITDA positivo. Pero apenas se hizo referencia al meollo de la cuestión: en qué consistía el producto.

Al percibir cierta inquietud entre los periodistas, y amparándose en la excusa de que aún no estaba autorizado a desentrañar más el asunto, Eudald Domènech aportó un poco de luz sobre las tinieblas que envuelven este proyecto empresarial. El emprendedor catalán se refirió a la nevera como uno de los elementos del hogar que potenciarán el confort de sus habitantes. \”Está previsto que dispongan de acceso a Internet, además de hacer la compra de forma automática y advertir cuando falte algún producto. Pero nosotros queremos ir más allá. Pretendemos que, por ejemplo, nos informe de los platos que se pueden cocinar en función de los alimentos disponibles\”, apuntó. Tan sólo cabe esperar.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios