BAQUIA

Enrique Dans: “No hay burbuja 2.0; no estoy viendo inversiones exageradas en Internet”

Enrique Dans recibe a Baquia TV en su despacho. Tras un rato de charla, le hacemos una de nuestras preguntas favoritas: ¿Estamos en un momento de burbuja 2.0? Responde seguro y con un razonamiento muy distinto a los que venimos viendo por aquí: “No creo que exista una burbuja 2.0. No veo euforia irracional, ni inversiones exageradas, ni imprudencias… No me parece que podamos hablar de burbuja”. Sobre el caso de Telefónica y Tuenti, opina: “No creo que la inversión de Telefónica en Tuenti sea exagerada si tenemos en cuenta el potencial que tiene o que tenía Tuenti. Faltan muchísimas cosas que se pueden convertir en sociales y que se pueden monetizar: asistencia a espectáculos, al cine, a la compra… A Tuenti le veo un futuro brutal para el comercio electrónico social”.

Enrique, que a menudo ha tratado con discográficas y ha observado las actuaciones de la industria y las entidades de gestión, también nos da su visión actual sobre las descargas y la forma en que los agentes sociales se adaptan a ellas: “Las discográficas saben lo que viene. Hace cinco o seis años no era así, pero ahora sí”. Con las discográficas medianamente a salvo, Enrique dirige sus dardos hacia la SGAE: “Si hablamos de los intermediarios que no añaden valor es un problema. El problema de una sociedad de gestión es que aporta un valor prácticamente nulo.”

Entrando en el aspecto personal, Enrique no es ajeno a las críticas que en ocasiones caen sobre él, y el artículo Mobuzz, Dans y la economía de la cancamusa es un claro ejemplo de ello: “Hay cosas que duelen a cualquiera. (…) Se critica que soy muy ególatra porque resulta que tengo una página web en la que escribo de lo que yo hago. ¿Alguna de mis amistades me considera ególatra? Pues parece ser que no. La verdad es que es un tema que me preocupó en su momento y pregunté a la gente, pero no lo piensan. Soy un tío muy modesto. (…) Es criticar lo más sencillo, con la estupidez del matón de patio de colegio y sus palmeros, frente a lo que tiene un poco de esencia”.

En cualquier caso, nuestro entrevistado está tranquilo y se muestra confiado en su trabajo y con la conciencia muy tranquila: “Las empresas con las que trabajo saben el valor que les genero, y saben que suelo cobrarles bastante menos del valor que les genero. Sé el valor que creo y el valor que percibo”.

Puedes ver la entrevista completa en este enlace.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios