BAQUIA

Enséñame tu blog, colega

Está visto que blogging, la acción de crear y mantener un blog, pertenecía hasta hace poco sobre todo al ámbito de influencia de los internautas más avanzados. Ahora, sin embargo, empiezan a aparecer blogs elaborados por los directivos de grandes empresas. Es el caso, por ejemplo, del del CEO de Júpiter Media, Alan Meckler, que nos ofrece un diario personal de alguien que está constantemente innovando en su área de convenciones y seminarios.

En él nos cuenta su nueva aventura, una convención vertical distinta a todas las anteriores, CDExpo, dirigida a los departamentos IT de cualquier empresa y con seminarios concretos con cada una de las áreas de su posible interés.

Los blogs son una forma única de iniciar conversaciones directas con clientes y proveedores, por citar dos de los stakeholders más cercanos al núcleo de la empresa. Sin embargo, existe un problema: cuando alguien que no está autorizado, pero que es un directivo importante de una empresa, se manifiesta abiertamente en su propio blog.

Según un artículo del New York Times, otro ejecutivo que mantiene su propio blog es James L. Horton, director de Robert Marston & Associates, una empresa de relaciones públicas de Nueva York. Cinco días a la semana, el Sr. Horton escribe sus pensamientos, que van desde su preocupación por tener que preparar un documento a un cliente a especulaciones sobre el nuevo libro de Hillary Clinton.

Otro famoso gestor conocido de los internautas, Tim O\’Reilly, presidente de O\’Reilly & Associates, empezó su propio blog hace ya dos años. Calcula que tiene ya más de 10.000 lectores habituales.

Hace unos años pudimos ver la firma, con un sesudo comentario, de Don Miguel Boyer Salvador en el Cluetrain Manifesto. Quizás, en secreto, Don Miguel tenga hoy su propio blog. Nos encantaría poder leerlo si así fuera. En cualquier caso, con alguna posible excepción como esta, no creemos que muchos capitanes de la empresa española tengan mucho que escribir en un entorno tan abierto como es un blog.

Nos encantaría equivocarnos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios