BAQUIA

Entrevista con el socio co-fundador de e-contratos, José Luis Gosálbez

e-contratos fue fundada en 2003 y en la actualidad participan en el proyecto cuatro socios: Javier Esparza, Jordi Linares, Luis Miguel Ortiz y José Luis Gosálbez. En 2007 la compañía llegó a un acuerdo de inversión con la unidad de Capital Riesgo de la Caixa por un importe de 200.000€. e-contratos cuenta con cerca de 500 usuarios en ocho países y recientemente ha sido considerado como el mejor proyecto emprendedor en el ámbito de las TIC en el Día del Emprendedor de la Comunidad Valenciana.

¿Cómo surgió el proyecto?

Como consultor legal de una firma internacional de servicios jurídicos pasé mucho tiempo redactando y negociando contratos para clientes que, más tarde, no sabían qué hacer con ellos: ¿Lo envío por e-mail y que lo devuelvan firmado por fax? ¿Envío dos copias firmadas por mensajero?

Cuatro años después hemos desarrollado una solución para ese problema y ya tenemos clientes de ocho países que firman en pocos segundos todo tipo de contratos entre ellos con toda seguridad.

¿Cómo funciona e-contratos?

Hemos intentado que el funcionamiento del sistema sea lo más sencillo y universal posible. Para proponer un contrato sólo hay que acceder a www.e-contratos.com, introducir los datos de las personas o empresas con las que quieres contratar y cargar el documento con el texto del contrato, junto con los anexos correspondientes, como planos o imágenes. El sistema gestiona todo el procedimiento de negociación y aceptación de forma automática, y notifica todos los pasos a través de e-mail.

No hay que descargar aplicaciones ni utilizar firmas electrónicas: es tan fácil de utilizar como una cuenta de correo electrónico y tan seguro –o más- como la banca on-line.

¿Qué coste aproximado tiene para una empresa la utilización de estos servicios?

El alta en www.e-contratos.com es totalmente gratuita, y nuestros usuarios sólo pagan cada vez que depositan un contrato; en cuanto al coste, tenemos distintos niveles de servicio, pero para que te hagas una idea, puedes tener un contrato registrado en nuestro sistema durante cinco años, accesible on-line 24/7 y con el soporte de nuestra organización por tan sólo 35 euros. No hay costes de mantenimiento ni activación adicionales.

¿Cómo garantizáis la confidencialidad y la seguridad de las operaciones?

Además de las medidas técnicas y físicas que hemos implementado para asegurar la confidencialidad de las operaciones y de la información de nuestros miembros, utilizamos un sistema de tarjetas multicódigo, universalmente conocido gracias a la banca online.

Al recibir una solicitud de alta, verificamos la consistencia de los datos y remitimos una tarjeta multicódigo, a través de mensajería, a todos nuestros miembros, de forma que disponemos de distintos puntos de control de la información. Algunos de los centros tecnológicos más importantes de nuestro país han colaborado en el diseño y desarrollo de nuestros sistemas de seguridad.

¿Qué ventajas tiene para las empresas un servicio de estas características frente a la firma de contratos de manera tradicional?

Los medios de comunicación no están pensados para negociar o firmar contratos: el teléfono, el fax o el correo, incluso la mensajería, intervienen en distintos momentos del proceso de propuesta, negociación y firma de un contrato, pero no permiten dejar constancia ante un tercero de quién, qué, cómo y cuándo se está proponiendo una operación, realizando un pedido o aceptando unas condiciones de confidencialidad.

Gracias a e-contratos, ya existe un solo canal seguro y confidencial a través del cual centralizar todas las operaciones con terceros (clientes, proveedores, colaboradores, etc.). Nuestro espacio de contratación certificado permite una trazabilidad total del proceso completo, desde la primera propuesta hasta el texto definitivo aceptado por todas las partes, independientemente del lugar del mundo en que se encuentren, todo ello con el soporte de un equipo propio de abogados especializados en contratación electrónica y resolución de conflictos, que cuentan con la única versión auténtica del documento.

¿Y para el empleado?

Nuestro sistema no sólo está dirigido a empresas, sino que también lo utilizan las personas: algunos miembros utilizan el espacio de contratación certificado para contratar ofertas (pantallas de LCD, servidores, etc.) que han visto en Internet, en lugares como ebay o páginas de clasificados, o incluso para alquilar un apartamento para sus vacaciones.

Al fin y al cabo, somos un testigo que registra lo que otras personas o empresas han hecho y les ayudan a ponerse de acuerdo en caso de conflicto, o certifican el contenido de la operación si no llegan a un acuerdo.

Ofrecéis además un servicio de mediación, ¿en qué consiste?

E-contratos cuenta con un departamento jurídico propio, compuesto por abogados que pueden ayudar a las partes a redactar sus contratos o a alcanzar un acuerdo en caso de que exista un conflicto posterior a la firma. La mediación es un proceso muy rápido y económico que puede evitar un proceso judicial complicado, en especial cuando se trata de empresas que se encuentran en distintos países.

Creemos que éste es el siguiente paso en la resolución de conflictos dentro de un mercado cada vez más globalizado, y nuestra experiencia nos dice que vale la pena intentarlo.

¿Qué diferencias existen entre e-contratos y otras empresas de la competencia?

Creamos e-contratos en el año 2003, por lo que hemos podido conocer la evolución del mercado durante un período muy intenso. Hemos visto aparecer, crecer y morir proyectos cercanos que tenían un enfoque limitado o unos requisitos técnicos muy avanzados.

E-contratos no se dirige a un sector determinado, ni exige conocimientos avanzados de informática o Internet: cualquier persona, desde cualquier dispositivo conectado a Internet, en cualquier lugar del mundo puede proponer una operación, negociarla o ver el estado de sus contratos. Nosotros aportamos valor a través de la tecnología, pero siempre como una ayuda para el usuario, no como un obstáculo.

Así es como nosotros creemos que tiene que ser la nueva forma de hacer negociasen Internet: universal, segura y en tiempo real.

¿Qué funcionalidades tenéis pensado añadir a la página en un futuro?

En este momento tenemos varios proyectos en desarrollo y que verán la luz durante los próximos meses. No puedo entrar en demasiado detalle, pero sí que puedo adelantarte que trabajamos en una interfaz móvil del espacio de contratación certificado, en una herramienta muy avanzada para la creación personalizada e inteligente de contratos y nuevos módulos que permitirán trasladar los esquemas complejos de toma de decisiones dentro de organizaciones corporativas a la plataforma. En muchos de estos proyectos colaboramos con entidades como la Universidad Politécnica de Valencia o el Instituto Tecnológico de Informática (ITI), con quien hemos suscrito tres acuerdos de investigación.

¿Qué ritmo de crecimiento ha seguido e-contratos en los últimos años?; ¿se contrata vía online más ahora que anteriormente?, ¿qué ha cambiado?

Cuando creamos e-contratos a finales de 2003, el mercado no estaba maduro para absorber una solución como el espacio de contratación certificado. Por entonces, nosotros empezábamos a desarrollar, por lo que hemos podido adaptar nuestra estructura a la evolución del entorno y a las necesidades del mercado.

Afortunadamente, durante los últimos tres años se ha producido una explosión en el uso de Internet en el ámbito de los negocios, como lugar de encuentro y fuente de información y conocimiento, lo que ha permitido generar una masa crítica de usuarios en todo el mundo que resultan permeables a nuevas soluciones tecnológicas.

Sin embargo, hay que ser capaz de generar valor y confianza; para nosotros ha sido fundamental ganar premios, el apoyo de la Caixa, que invirtió en nosotros el pasado año y participar en eventos en toda España y otros países, como Bélgica, China o el próximo eServices forum que se celebrará en junio en Liverpool.

Tenéis también una versión en inglés. ¿En qué países está instalado e-contratos?, ¿cómo ha sido el proceso de internacionalización?

Inicialmente pensábamos limitarnos al mercado español y poco a poco ir creciendo, pero rápidamente vimos que era imposible renunciar a los clientes de otros países, ya que en Internet no existen barreras físicas, ni jurídicas para nuestra actividad. Hasta la fecha contamos con miembros en ocho países, en especial en China –donde hemos presentado nuestro servicio en dos eventos a gran escala e incluso disponemos de una delegada local-, Argentina e Italia.

En este momento estamos trabajando en la consolidación de nuestra estructura exterior, a través de acuerdos con grandes firmas jurídicas internacionales y algunos partners locales que nos permiten ofrecer nuestros servicios a las empresas en los principales países en los que hemos detectado interés por e-contratos.

Habéis sido galardonados como el mejor proyecto emprendedor en el ámbito de las TIC y quedado finalistas en la categoría de empresa con mayor potencial de crecimiento en el Día del Emprendedor de la Comunidad Valenciana, ¿por qué creéis que se ha premiado vuestra labor?

De todos los premios que hemos conseguido, éste ha sido uno de los que más ilusión nos ha hecho, ya que llega poco después del lanzamiento de la primera versión estable de la plataforma, tras más de cuatro años de desarrollo y un año de seguimiento de la versión beta.

Creemos que el jurado ha reconocido este esfuerzo continuado y la enorme inversión –para una empresa de nuestro tamaño- que hemos realizado en investigación y desarrollo desde el año 2004. El hecho de que estemos ante un nuevo servicio, con un potencial descomunal de crecimiento y que contemos con un equipo multidisciplinar con una dilatada experiencia en el sector han ayudado a que al final nos hagamos con el premio, aunque este año había grandes proyectos en liza, que seguro darán que hablar en los próximos meses.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia como emprendedores?

Muy intensa y aún más gratificante, aunque mentiría si dijera que no hemos pasado por momentos duros y difíciles, en especial durante los primeros años. Cuando creamos e-contratos todos los socios teníamos menos de 27 años y nuestra experiencia se limitaba a nuestro ámbito profesional –principalmente el derecho y la informática-, no a la gestión empresarial.

Sin embargo, hemos tenido que aprender a trabajar en equipo en circunstancias difíciles y hemos sido capaces de desarrollar nuevas habilidades que son imprescindibles para sacar adelante un proyecto empresarial. A título personal, ha sido –y sigue siendo- una experiencia muy enriquecedora e ilusionante. No cambiaría mi trabajo por ningún otro.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios