BAQUIA

Entrevistas por e-mail, el pan de cada día

Cada día son más los periodistas que utilizan Internet como herramienta habitual de trabajo. La Red no es sólo un recurso empleado asiduamente por los profesionales que trabajan en medios online, sino que su uso se ha extendido por igual a los periodistas de revistas, periódicos, emisoras de radio o cadenas de televisión.

Desde hace siete años el director de la agencia de comunicación Middleberg Euro RSCG, Don Middleberg, y el profesor asociado de la Escuela de Periodismo de la Columbia University de Nueva York, Steven S. Ross, realizan un estudio sobre el uso de Internet por parte de los profesionales de la comunicación en Estados Unidos. El informe de este año ha puesto de manifiesto que los periodistas han integrado definitivamente Internet en su quehacer profesional diario.

Una de las conclusiones del estudio señala que prácticamente la totalidad de los periodistas -98% para ser exactos- se conecta diariamente a Internet para consultar su correo electrónico. Asimismo, la utilización del e-mail como vía para contactar con nuevas fuentes de información o realizar entrevistas ha igualado al teléfono.

Ya sea para leer o escribir mensajes electrónicos, hacer búsquedas relacionadas con historias que se están siguiendo, encontrar nuevos temas o ideas sobre los que escribir, contactar con nuevas fuentes de información o consultar comunicados de prensa, es evidente que Internet está ya indisolublemente ligado a la práctica diaria del periodismo.

Una comparación de los resultados de la encuesta de este año con los obtenidos durante los seis años anteriores demuestra que el uso de la Red por motivos profesionales ha ido siempre en aumento. Por ejemplo, el porcentaje de periodistas estadounidenses que utilizan el correo electrónico para su trabajo era hace cinco años del 59%, frente al 98% actual. Una prueba de la proliferación de la utilización de Internet es que actualmente hay más conexiones de Internet que líneas de teléfono en las redacciones de los medios.

E-mail: 15 horas a la semana

Leer y enviar mensajes electrónicos, como muy bien saben todas las personas que son usuarias intensivas del e-mail, es una actividad que demanda mucho tiempo. Según los más de 500 periodistas que participaron en este estudio, la media de horas semanales que dedican al correo electrónico es nada más y nada menos que de quince.

La mayor parte de periodistas tienen dos direcciones de correo, aunque existe un no desdeñable 12% de profesionales con seis o incluso más cuentas de e-mail. Por otra parte, el 70% de los consultados afirma que ellos mismo o sus colegas más cercanos de trabajo mantienen relación con sus lectores vía correo electrónico o grupos de discusión

El uso de Internet como herramienta de búsqueda es otro de los más comunes entre los periodistas (al fin y al cabo no somos tan distintos del resto de usuarios de Internet). El 81% de los profesionales que trabajan en periódicos hace uso de los buscadores. El problema es que, en muchos casos, no se conocen ni utilizan nodos especializados que podrían ser muy útiles para realizar eficazmente esa función de búsqueda.

Cuando se enfrentan a una historia en la que se requiere algún tipo de información, el 92% de los periodistas acuden a Internet, algo que hacían sólo un 65% de los profesionales en 1995. Asimismo, se observa un importante crecimiento del uso de la red como vía para encontrar nuevas fuentes de información o expertos que puedan hablar de asuntos específicos. En el estudio del año anterior el 58% de los periodistas utilizaba Internet con este fin, mientras que este año el porcentaje ha subido al 76%.

También ha aumentado considerablemente la consulta de comunicados de prensa a través de Internet o la búsqueda de información en las webs oficiales de empresas, instituciones o personas a la hora de elaborar una información. En 1995 sólo el 26% de los periodistas buscaba comunicados de prensa en la Red, mientras que ahora el porcentaje es del 73%.

Falta formación

Una de las principales quejas expresadas por los periodistas es que no han sido convenientemente preparados para utilizar Internet con eficacia en su trabajo. En concreto, siete de cada diez afirman que les falta formación sobre el uso de Internet para la práctica del periodismo. Y si nos fijamos en el grupo minoritario (30%) de los que sí han recibido preparación, veremos que en la mitad de los casos la iniciativa partió de los propios profesionales, no de sus respectivos medios.

Una de las consecuencias de esta falta de preparación es que muchos periodistas no utilizan, porque ni siquiera las conocen, numerosas fuentes de información que les podrían ser muy útiles para sus historias.

Cada vez son más las escuelas de periodismo de las universidades americanas con programas específicos de formación sobre nuevas tecnologías e Internet. Pero de momento eso no ha servido para mejorar la imagen que tienen en este terreno: la nota media otorgada por los periodistas es de un triste 2,7 sobre 5. Posiblemente las cosas mejoren con la llegada a las redacciones de profesionales recién salidos de estos programas.

Problemas

El uso masivo de Internet, sin embargo, está generando algunos problemas que afectan a cuestiones éticas y de profesionalidad en la práctica del periodismo. Uno de los responsables del estudio, el profesor de la Columbia University Steven S. Ross, ha mostrado su preocupación por la \”ceguera\” de algunos periodistas ante cuestiones éticas o de profesionalidad en la práctica del periodismo derivadas del uso de Internet, debido fundamentalmente a una falta de preparación específica y al constante aumento de la presión ejercida por la competencia.

Por ejemplo, Ross mencionó la \”repetición de rumores que se originan en Internet\”, la excesiva utilización del correo electrónico para la realización de entrevistas o la falta de interés por \”expandir el conocimiento\” de los lectores sobre los asuntos tratados mediante la inclusión de enlaces a otros nodos.

Una de las preguntas del estudio hacía referencia a la validez, como fuentes de información, de afirmaciones realizadas en chats o grupos de noticias, y los periodistas parecen estar muy divididos al respecto. En opinión del 56% de profesionales, esas afirmaciones pueden ser consideradas una fuente informativa válida; el 44% restante cree que no. Por otra parte, casi la mitad de los periodistas (47%) daría crédito a una información originada en Internet sólo si fuese posteriormente confirmada por una fuente independiente.

Medios digitales

El estudio de Middleberg y Ross también ha servido para comprobar que los periódicos van perdiendo el miedo a ofrecer en la Red con unas horas de antelación las exclusivas logradas por los reporteros del papel. Cada vez son más los periódicos que permiten a sus ediciones online publicar una noticia exclusiva antes de que el periódico salga a la calle. En 1999 todavía el 58% de los diarios no permitía \”nunca o casi nunca\” que una noticia exclusiva apareciese antes en la web, mientras que ahora ese porcentaje se ha reducido al 45%.

Por otra parte, el uso de la banda ancha por parte de los medios de comunicación parece estar todavía muy lejos de ser una realidad si atendemos a las respuestas de los periodistas participantes en el estudio. Sólo en el 32% de los casos los respectivos medios están preparándose para crear productos adaptados a la Internet de alta velocidad. Algo parecido ocurre con los contenidos para dispositivos móviles: a priori parece un asunto interesante y apetecible para los consumidores, pero son muy pocas las empresas realmente preparadas para proveer este tipo de información.

Mejora el trabajo

El uso de Internet ha cambiado el modo de trabajar de los periodistas, y parece que para bien. Al ser preguntados sobre si Internet hacía más fácil su trabajo, la nota media obtenida, sobre una escala de 5, fue de un notable 4,2. Además, la mayor parte de encuestados considera que Internet ha servido para mejorar la calidad del producto informativo.

Los periodistas estadounidenses, según este estudio, parecen estar encantados con la utilización de nuevas tecnologías, y tienen claro que aquellos profesionales que no dominen Internet no van a ser competitivos en el futuro.

Periodistas latinoamericanos

La relación de los periodistas con Internet también ha sido analizada en otros países. Por ejemplo, la compañía Kaagan Research Associates presentó hace un par de meses los resultados del estudio \”Actitud de los periodistas latinoamericanos con respecto a Internet\”, que fue financiado por la compañía Cisco.

Tras entrevistar a 700 periodistas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela, Kaagan concluyó que la gran mayoría de profesionales han aceptado Internet como herramienta para realizar su trabajo informativo y como medio para presentar sus noticias, aunque los índices de utilización de la Red no son tan altos como en Estados Unidos.

Nueve de cada diez periodistas afirmaron que se conectaban diariamente a Internet, y el 64% dijo que la Red se había convertido en un recurso vital para el desempeño de su profesión. El tiempo dedicado al correo electrónico es elevado: una media de 45 minutos diarios. El 80% de los consultados dijo que utiliza el e-mail para la realización de sus reportajes.

¿En qué secciones informativas es más común el uso de la Red? Las ganadoras son las secciones de Economía, Ciencia y Tecnología, mientras que los periodistas de Política son los que parecen estar menos interesados en Internet.

Adaptación lenta

Un sentimiento común entre la clase periodística latinoamericana es que sus países no están siguiendo el ritmo de adaptación a Internet que sería deseable. El 71% dijo que la adopción de Internet distaba mucho de ser la correcta. Al mismo tiempo, ese sentimiento de frustración se trasladaba a sus propias empresas en algo más de la mitad de los casos. En opinión del 53% de los encuestados, los propietarios y gestores de sus respectivos medios de comunicación no valoran Internet como deberían.

Al mismo tiempo, la falta de preparación específica se revela como un problema generalizado, similar al de los periodistas de Estados Unidos. Sólo el 29% de profesionales latinoamericanos se considera experto en el uso de Internet, mientras que un considerable 53% afirma sin tapujos que no está capacitado tecnológicamente para realizar correctamente su trabajo utilizando Internet.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios