BAQUIA

Eric Schmidt: la gente se cambiará el nombre para huir de su pasado digital

Quien más y quien menos, todos hemos pensado alguna vez en huir de la ciudad, cambiarnos el nombre y empezar una vida nueva, como un agente secreto cinematográfico que deja el trabajo para comenzar de cero.

Y aunque a la mayoría una nueva identidad nos parezca una forma de escapismo o de fantasía inocente, al jefe de Google le parece perfectamente normal, al menos en lo que a cambiarse el nombre se refiere.

En otras palabras, no tendríamos que preocuparnos por la privacidad (Schmidt ya dijo en su día que no vivimos ninguna crisis sobre este tema), ni por las fotos indiscretas que acaban en Facebook, ni por los comentarios fuera de tono que escribimos en aquel blog, ni por la lista en la que nos apuntamos. Con cambiarse el nombre se arregla.

\”Predice, aparentemente en serio, que algún día cualquier persona joven podrá cambiar su nombre de forma automática al llegar a la vida adulta para poder renegar de juergas juveniles almacenadas en las páginas de medios sociales de sus amigos\”, indica una entrevista que le han hecho en el Wall Street Journal.

No está del todo claro cómo vamos a hacer para asegurarnos de que no volvemos a llamar al sobrino de turno por su nombre antiguo, no sea que destrocemos la reputación de su nueva vida rememorando todo eso que quizá no debería haber llegado a la Red en un principio. Al parecer, que el muchacho asuma la responsabilidad de sus ocurrencias de juventud es inconcebible.

Si algo podemos decir de Schmidt, es que después de indignar a media Red con sus planes sobre la neutralidad de la Red, incluso después de sugerir un futuro de ciencia ficción donde la gente se reinventa para borrar su pasado, puede decirnos cosas que nos asusten:

\”En realidad creo que la mayoría de la gente no quiere que Google responda sus preguntas. Quieren que Google les diga lo que deberían hacer a continuación\”, afirmó en la entrevista.

Tal vez este hombre necesite unas vacaciones.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios