BAQUIA

¿Es responsable un programador del uso que se le dé a su tecnología? Tres ejemplos polémicos

Uno de los debates que más polémica está generando últimamente es si los desarrolladores de una tecnología son responsables del empleo que le den los usuarios del mismo. Partiendo de una pregunta tan inocente como: “¿Es responsable el que hace cuchillos de que alguna gente los use para matar?”, extrapolamos este caso y lo aplicamos a otras situaciones que también pueden resultar controvertidas.

Vamos a poner tres ejemplos. Uno, muy conocido y polémico; los otros dos, no tanto, pero igualmente válido:

1.- Pablo Soto. El programador Pablo Soto ha sido recientemente juzgado tras la denuncia de una parte de la industria musical, que le pide 13 millones de euros en conceptos de derechos de autor por desarrollar tecnología P2P con la que los usuarios se pueden intercambiar archivos protegidos por las licencias copyright. En varias maratonianas sesiones, con un total de seis abogados y varios peritos más, las dos partes debatieron sobre la culpabilidad o no de Soto. No estaba esta vez en el debate el intercambio de archivos con copyright, sino el desarrollo de una herramienta que permite este intercambio.

Los otros dos casos no son tan conocidos:

2.- Nokia e Irán. Hace pocos días pudimos saber que Nokia Siemens facilitó al Gobierno iraní cierta tecnología que permite monitorizar y controlar las comunicaciones. Desde la compañía se asegura que la tecnología desarrollada se usa para controles rutinarios y legales, pero parece obvio que en este caso Irán no la empleó con fines demasiado limpios.

3.- AMD e Irán. De nuevo sale Irán a la palestra. No es ningún secreto que Irán mantiene en vilo a medio mundo desde hace tiempo a cuenta de un posible armamento que ha provocado tantas críticas como temores en todas partes. Pues bien, parece ser que este armamento ha sido desarrollado gracias al hardware de AMD. En AMD afirman que Irán no es uno de los países a los que vende hardware, pero, sea como fuero, lo cierto es que lo posee y que su duro y polémico mecanismo armamentístico ha sido desarrollado en parte gracias a la compañía.

Pueden ser casos muy distintos y con contextos muy variables, pero el fondo es el mismo. Y la pregunta no cambia: ¿Es responsable un programador del uso que se le dé a su tecnología?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios