BAQUIA

Escándalo por la venta ilegal de datos de T-Mobile en el Reino Unido

A los consumidores suele preocuparles que sus datos personales circulen de modo ilegal o descontrolado entre unas compañías y otras. Pero lo que ya es del todo inadmisible es que los propios empleados de una compañía se dediquen a vender a terceros los datos personales de sus clientes.

Eso es lo que acaba de descubrirse en el Reino Unido, una noticia que promete convertirse en un gran escándalo (otro más) relacionado con la privacidad de los datos en un país especialmente sensible a este tema después de varios incidentes similares.

Según ha hecho público Christpher Graham, responsable de la Oficina del Comisionado de Información (ICO), empleados de la operadora telefónica T-Mobile, filial de la alemana Deutsche Telecom, vendieron miles de datos de sus clientes a intermediarios que trabajaban para compañías de la competencia.

Fue la propia T-Mobile la que puso sobre alerta a la ICO, un organismo público encargado de garantizar la protección de la información personal, después de detectar algunas prácticas sospechosas. Ambas pusieron en marcha una investigación que se ha filtrado ahora a la BBC.

Entre la información vendida se incluían nombres, direcciones y números de teléfono de los clientes, además de la fecha de finalización de los contratos con la operadora. Por ese motivo, poco antes de finalizar sus compromisos miles de clientes de T-Mobile empezaron a recibir llamadas de operadores de la competencia ofreciéndoles nuevas promociones.

Las cantidades manejadas en la operación todavía se están estudiando, pero podría tratarse de millones de datos personales (T-Mobile tiene más de 16 millones de clientes) y de libras cambiando de manos.

Por ese motivo, Graham adelantó que, además de las correspondientes sanciones económicas que se aplican en estos casos (hasta 5.000 libras), es posible que se incluyan penas de cárcel para los responsables.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios