BAQUIA

Esconde el iPod, que viene Bill

Y claro, esto resulta aceptable en la división de software para Macintosh, pero no está muy bien visto en otras. Hasta el punto de que algunos trabajadores lo llevan escondido para no herir la susceptibilidad de sus directivos, sustituyendo los auriculares blancos de serie por otros más discretitos.

El hecho de que cuatro de cada cinco empleados de Microsoft que usan reproductores musicales portátiles se decanten por un iPod no deja de ser un dato concluyente, teniendo en cuenta los modelos de otras marcas -Creative, Rio, Sony- que se basan en Windows Media. Quiere decirse que hay 16.000 usuarios de iPod entre los 25.000 empleados que trabajan dentro o cercanos del campus corporativo de Microsoft. Tan popular se ha convertido, que incluso algunos ejecutivos están enviando notas desaprobando su uso.

David Fester, director de medios digitales de Microsoft, ha dicho: \”Espero que nuestro personal no compre iPod. Tenemos excelentes alternativas\”. En realidad lo escribió en un memorando interno, cuando trascendió que un distribuidor local de iPod situado en Redmond tenía sospechosos problemas para hacer frente a la gran demanda del producto procedente de los empleados de Microsoft.

Según fuentes internas consultadas por Wired, la gerencia de la compañía de Gates planea elaborar una directiva respecto al uso de productos como iPod en el recinto empresarial. De hecho, en octubre de 2003 un empleado de Microsoft fue despedido por haber fotografiado una entrega de las máquinas G5 de Apple y haberla publicado en la Red.

Esperamos no tener que arrepentirnos de haber redactado esta noticia. O, por lo menos, que si llega a los ojos de los jefes de Microsoft no se tomen represalias contra los trabajadores desleales.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios