BAQUIA

España puede jugar un papel destacado en el outsourcing

BT presenta un estudio según el cual España puede jugar un papel importante como destino para las empresas que deslocalizan actividades para mejorar su competitividad. Actualmente, la inversión directa en España está conformada por 4.000 multinacionales extranjeras que aportan entre el 14 y el 15 por ciento del PIB.

Actualmente, la inversión directa en España está conformada por 4.000 multinacionales extranjeras que aportan entre el 14 y el 15 por ciento del PIB, de forma que ocupa el puesto 25 en el ranking de los doscientos países que atraen inversión extranjera.

En opinión de Luis Álvarez Satorre, director general de BT España, “La investigación que DMR Consulting ha desarrollado para BT España, demuestra que nuestro país es una oportunidad para la deslocalización que las compañías de otros mercados deberían tener muy en cuenta. La combinación de distintas variables, convierten a España en un destino muy cualificado para el establecimiento de actividades relacionadas con los servicios de valor añadido”.

El estudio ha tenido en cuenta no sólo la mera reducción de costes sino también otros factores esenciales que contribuyen a la mejora de la competitividad, como infraestructuras, incentivos a la inversión, cultura y marco legislativo. Aunque todas las variables son importantes y todas tienen repercusiones económicas, se ha dado un mayor peso a la dimensión económica por ser éste el factor principal ante un proceso de deslocalización.

A pesar del mayor peso ofrecido a la componente económica, España lidera la valoración por disponer de:

  • Costes competitivos.
  • Infraestructura muy desarrollada.
  • Economía de bajo riesgo y con un crecimiento sostenido por encima de la media europea.
  • Una cultura desarrollada en un entorno global.
  • Un marco legislativo que empieza a ser favorable al offshoring.

Según el estudio, España dispone de un entorno para las empresas muy similar al de las grandes economías europeas (Alemania, Francia, Reino Unido); tiene un PIB per cápita similar, bajas tasas de inflación e infraestructuras altamente desarrolladas. Aunque no puede competir directamente con países como Méjico, India y Hungría en costes laborales, ofrece a las empresas que buscan deslocalizar sus actividades un entorno estable y desarrollado, gestores con experiencia contrastada y un destino atractivo para posibles expatriados e inmigrantes.

De hecho, más allá de los costes laborales, España dispone de una productividad que, aunque algo inferior a los países europeos, es sensiblemente superior a los países en vías de desarrollo.

Nicho en el que España puede ser competitivo

Hasta hace unos años las operaciones que se deslocalizaban en otros países eran intensivas en mano de obra (primera oleada de offshoring). España carece de una ventaja comparativa respecto a países como India o China que disponen de una importante reserva de mano de obra rural que pretende cambiar de actividad en los próximos años.

Sin embargo, España tiene una oportunidad muy importante de convertirse en el principal receptor de la segunda oleada de offshoring, en la que, cada vez más, se deslocalizan actividades que requieren una alta cualificación, como alternativa para reducir gastos.

España puede desarrollar un papel importante, por disponer de una productividad competitiva en un país altamente desarrollado y con un entorno muy estable y riguroso. Además de tener una mejor estructura de costes que el resto de países europeos, goza de determinados costes y un índice de productividad más competitivos que los existentes en India, Hungría o Méjico (a excepción de mano de obra). Es decir, los costes de mano de obra de India, Hungría y Méjico están por debajo del 35 por ciento de los costes en España, sin embargo, la productividad en España es muy superior a la de estos países (10 veces superior comparada con India).

Por tanto, España tiene una importante oportunidad de atraer aquellas actividades que requieren una menor intensidad de mano de obra pero una alta cualificación, y que posibilitan por tanto la ejecución de actividades de mayor valor añadido y de procesos de negocio complejos.

La investigación

BT España encargó a DMR Consulting realizar una investigación sobre las posibilidades, capacidades y oportunidades que ofrece España como país receptor de iniciativas de deslocalización. El informe ha sido orientado hacia la extracción de conclusiones prácticas y hechos concretos, más que al análisis exhaustivo de todas las posibilidades. La investigación se realizó en marzo de 2004.

Para más información:

01 CONSULTING

Eduardo Fuentes / Natividad de Mateo

Tel. 91 713 18 10

Fax. 91 355 71 60


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios