España se engancha al WiFi

El Grupo Gowex, a través de los datos que se desprenden de su Observatorio Wireless, ha comprobado el impulso que está experimentando el sector WiFi en España. La tendencia creciente de las redes inalámbricas (privadas, públicas y comerciales) se está dando tanto de forma cuantitativa, por el crecimiento del número de hotspot y de dispositivos y gadgets que soportan los formatos y estándares WiFi, como de forma cualitativa.

En julio ya había más de 200 municipios wireless, y durante el pasado año, España contaba con más de 11 millones de usuarios de las redes WiFi. Según el INE, en un estudio publicado el 31 de octubre del 2008, el 51% de los hogares españoles tiene acceso a Internet, habiendo crecido esta cifra en más de un millón de conexiones en los últimos doce meses. Con respecto a los usuarios de la Red, estos ya superan los 17 millones, lo que supone un incremento del 11% del número total de internautas en el último año.

Siempre conectados

De los anteriores datos se desprende la necesidad de los ciudadanos por estar siempre conectados: en cualquier momento y lugar. El potencial de uso de los servicios asociados a estas redes se multiplica de forma notoria y las interacciones cotidianas se ven facilitadas por conexiones directas, ubicuas y personalizadas. Cada vez son más los lugares que cuentan con red inalámbrica. Incluso en localizaciones al aire libre, como las playas, los ciudadanos pueden conectarse a Internet.

Universidades: la iniciativa “Campus en Red” del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, junto al Ministerio de Educación y Ciencia ha conseguido dar cobertura inalámbrica a las 44 universidades públicas españolas, con una señal que llega a más de 1.300.000 alumnos, 90.000 profesores y 40.000 trabajadores.

Hospitales: Gracias a las redes WiFi, las gestiones en los centros de salud son más rápidas y eficaces. Por ello, a la iniciativa pionera del Hospital de Son Llàtzer en Mallorca de instalar wireless, le han seguido algunos como el Hospital de la Paz, el 12 de Octubre, el de la Vall d´Hebron o el Hospital de Viladecans. El último en unirse a esta iniciativa es el Nuevo Hospital Río Hortega de Valladolid; ejemplo de innovación, domótica y conexiones wireless, y en el que las gestiones en papel serán meramente testimoniales.

Centros Comerciales: La proliferación de pantallas interactivas que soportan formatos de marketing y publicidad en los centros comerciales, unida a la implementación de redes WiFi y Bluetooth, permiten crear nuevos sistemas de financiación y conexión en grandes puntos de consumo. Los usuarios pueden utilizar sus dispositivos WiFi, por ejemplo, en los centros comerciales de La Ballena y Tamarana en Las Palmas, el de Las Rotondas en Fuerteventura, el Biosfera Plaza en Lanzarote o los centros tinerfeños de Meridiano y Santa Cruz Añaza. En la Comunidad de Madrid, son varias las grandes superficies WiFi, como Moda Shopping, Plenilunio, Moraleja Green o Alcalá Magna.

Transporte público, por tierra, mar y aire: Según el I Plan Estratégico Tecnológico 2008-2011 de la EMT, Madrid será ciudad piloto en la instalación de sistemas de acceso inalámbrico a Internet gratuito en el transporte público: concretamente, los ciudadanos podrán conectarse a través de los autobuses. La ciudad de Málaga, pionera en servicios wireless, sigue esta tendencia y también incorporará el WiFi en su línea de autobuses urbanos. Además, la línea de autocares interurbanos que une La Coruña y Ferrol también pone a disposición de sus usuarios redes inalámbricas de acceso a Internet. La iniciativa privada, por su parte, implementa la mejora de servicios a los viajeros y empresas como de transporte como ALSA cuentan con red WiFi en su gama Supra desde finales del 2007.

Compañías aéreas norteamericanas como Virgin y American Airlines, que hace poco anunciaron la posibilidad de que sus viajeros pudiesen conectarse a redes WiFi durante sus vuelos, posibilita una mejora de servicios cualitativa a sus usuarios.

El mar tampoco es ya impedimento para disfrutar de Internet, pues el buque Queen Mary 2 ofrece conexión en sus camarotes.
Localizaciones turísticas: Lugares de alto nivel turístico como las casas rurales o las playas son hoy puntos WiFi. La playa de Castelldefells fue una de las primeras en ofrecer este servicio a sus visitantes, pero ya se le han unido algunas como la de Calvià, Alcudia y Son Servera en Mallorca, la de Gandía en Valencia o la visitada playa de la Concha en San Sebastián. Además, el sector de la hostelería es uno de los que, cuantitativamente, está incrementado más rápido el número de redes inalámbricas, como la cadena de hoteles Sheraton, que ofrece puntos WiFi gratuitos en todos los vestíbulos.

Servicios Financieros: Cajas y bancos integran nuevas redes de comunicación inalámbrica en sus sucursales. Por ejemplo, CAN (Caja de Ahorros de Navarra) ya ofrece a sus clientes un espacio WiFi en el que pueden conectarse a la red en muchas de sus oficinas.

Por todo ello, el día a día del usuario final refleja la necesidad de estar y sentirse constantemente en red, todo ello integrado en un modelo de econexiones que demanda la ubicuidad, transparencia y movilidad de una vida en línea, en definitiva: en una VIDA WiFi.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios