BAQUIA

¿Está Realmente Perdido con su ERP?

En la actualidad son de todos conocidas las prestaciones que aportan los Entreprise Resource Planning (ERPs), pero también son pocas las empresas que han fracasado (totalmente) en la implantación de los mismos. Algunas de ellas han gastado mucho más de lo que presupuestaron al inicio o han encontrado resistencias a su implantación por los cambios que ello conlleva. Pero lo que es menos conocido son los efectos devastadores de las implantaciones que no han finalizado. ¿Por qué no han finalizado? Pues sencillamente porque nadie en la empresa es consciente de cómo y cuando tiene que finalizar la implantación de un ERP.

De aquí surgen dos situaciones bastantes rocambolescas. Por una parte, tenemos ERPs infrautilizados, donde como mucho se utilizan un 40% de sus prestaciones contratadas; por otro lado, nos topamos con ERPs poco o nada desarrollados, de los que se utiliza hasta un máximo del 60% de su capacidad, pero que no sufren ningún desarrollo ni mantenimiento adicional y se quedan estancados con las prestaciones contratadas.

Esta infrautilización de un ERP indica que alguien de dentro de la organización Está Realmente Perdido. Un ejemplo muy claro para ilustrar la situación es comparar el ERP con la compra del mejor automóvil deportivo del momento para utilizarlo únicamente en los desplazamientos por nuestro barrio.

Pero ¿por qué se producen estas circunstancias tan desagradables y por qué no son tan conocidas por el público en general? Uno de los motivos principales radica en que es muy difícil que los responsables de tal desaguisado reconozcan que han seleccionado e implantado un ERP de una forma poco eficaz, y que además lo están utilizando muy por debajo de sus posibilidades.

Por eso existen tres factores principales que explican el origen de la situación anterior:

  • Se desconocen las prestaciones reales del ERP adquirido.
  • Se ignoran las necesidades reales de gestión e información de la empresa.
  • No se utiliza de la forma más adecuada el ERP.

Todo ello indica que se trabaja en una situación poco real, sin rumbo ni provecho en cuanto a la utilización del ERP.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios