BAQUIA

Estados Unidos investiga a la industria de los chips de memoria

Parece ser que las autoridades estadounidenses están escrutando minuciosamente la actuación de los protagonistas de un sector que, pese a estar en un momento bajo de forma, mueve unos 12.000 millones de dólares al año: el de los chips de memoria, o DRAM.

Entre los investigados por el Departamento de Justicia (DoJ) estadounidense se encuentran las tres principales empresas del sector; la coreana Samsung Electronics, la estadounidense Micron, la alemana Infineon Technologies y Hynix Semiconductor, también coreana. No obstante, la única que a la que se le han abierto de momento diligencias formales es a Rambus, una empresa mucho más pequeña que estos cuatro gigantes que suman el 70% de las ventas del sector.

La reacción de los tres ha sido muy similar. En Micron aseguran que no tienen la conciencia limpia que no han roto ninguna ley y cooperarán en lo que sea menester, en Samsung dicen que están buscando más detalles sobre la investigación y en Infineon reconocen que no saben si el DoJ les ve como un objetivo o simplemente como una fuente de información.

Dana Perino, portavoz del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, ha confirmado que se está investigando esta industria, no ha dicho ni una palabra más para explicar las razones o las intenciones de dicha investigación.

Visto lo visto, los analistas no paran de escurrirse las neuronas buscando posibles explicaciones y consecuencias. La opinión más generalizada, dado que el sector está viviendo una sangrante guerra de precios que está obligando a sus participantes a vender por debajo de los costes de fabricación, es que los reguladores yanquis se estén asegurando que los principales protagonistas no se hayan aliado para bajar los precios con la intención de quitarse de encima a los rivales más débiles.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios