BAQUIA

Estados Unidos se olvida de cerrar la brecha digital

Mucho se ha hablado y escrito sobre la necesidad perentoria de que los beneficios de la Sociedad Digital no caigan exclusivamente sobre los países más desarrollados, ahondando las profundas diferencias que ya de por sí existen entre el Norte y el Sur, o entre ricos y pobres de la misma nación. Las alertas de expertos en el tema llevaron a concienciar a las administraciones públicas de la importancia de incluir en su política medidas para favorecer el desarrollo de tecnologías de la información y acceso a Internet a los lugares más necesitados. Sin embargo, en Estados Unidos, después de los esfuerzos iniciados por el Gobierno Clinton, las medidas encaminadas a potenciar Internet en las áreas rurales y entre las minorías más desfavorecidas, están llenándose de telarañas en los cajones de la Administración Bush, según denuncia el anterior subsecretario de comercio, Clarence \”Larry\” Irving.

La \’brecha digital\’ sigue viva en EEUU, dice Irving, pero el gobierno federal y las empresas han renunciado a su papel en la ayuda para llevar Internet a todos los rincones de EEUU, independientemente de la raza o situación económica y social de la población. Irving, que hizo de la \’brecha\’ digital uno de los asuntos primordiales de su agente durante su etapa con Clinton, asegura que la administración Bush está echando tierra encima de importantes programas encaminados a combatir esas diferencias, lo que también revela una carencia básica del deseo de que Internet se convierta en una herramienta ubicua en EEUU.

Irving explico en la conferencia \’Computers Freedom and Privacy 2002\’, celebrada en San Francisco, que hay una importante tarea que realizar y sobre la que el Gobierno se lava las manos arguyendo que el problema de la brecha digital está superado. La actitud de la administración Bush de \”declaremos la victoria y regresemos a casa… no funcionó en Vietnam y no funcionará en este asunto\”, dijo. Irving se pregunta si es real afirmar que EEUU es una \’nación online, cuando el 60% de los afroamericanos y el 70% de los hispanos no tienen acceso a Internet.

Tanto las empresas, a las que les basta con tratar de tener contentos a los accionistas, como la administración, que parece que no le cabe en la cabeza otra cosa que la palabra \”terrorismo\”, han perdido el interés por un problema que parece que ya no es relevante. Lejos de ocultar sus intenciones, Bush presento unos presupuestos donde al vergonzante incremento del gasto militar unía un aumento del 16% el gasto en tecnología, pero también afirmaba la necesidad de recortar los programas diseñados para reducir las diferencia sociales en cuanto al acceso a las nuevas tecnologías (incluso teniendo entre manos un informe federal en el que era fácil leer entre líneas, porque se trataba de ocultar, que la digital divide está creciendo).

  • Más en Newsbytes


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios