BAQUIA

¡Estamos echando a los usuarios!

Cada vez con más frecuencia oímos frases como “Internet es sólo publicidad”, “estoy harto de las ventanitas no deseadas”, etc.

¿Se imagina ir por la calle y que cada vez que pasa por la puerta de una tienda le planten un cartel delante de su cara sin esperarlo y además que no lo pueda retirar? Pues los pop-ups y pop-unders son algo parecido.

Este tipo de publicidad agresiva, intrusiva, sin un target específico, se olvida que el usuario es inteligente, que tiene sentimientos y gustos. De que es algo más que un número…

  • ¿O es que sólo buscamos cifras y visitantes que entren en nuestro site aunque sea por error?
  • ¿Seguimos pensando que “tráfico es igual a ventas”?
  • ¿Es esta la forma de superar la crisis publicitaria en Internet?

Nos hemos acostumbrado a que el usuario “perdone” las interrupciones publicitarias en la televisión, e incluso se habitúe a ellas y las ignore. Si continuamos por este camino, en Internet nos sucederá lo mismo.

Internet es un medio que presume de interactividad, capacidad de decidir qué queremos ver

Nos estamos olvidando que el usuario debe tener el poder de decidir qué y cuándo desea ver publicidad. Él debe tener la posibilidad de elegir cómo y cuándo desea ser informado, jamás imponerle esta información.

Internet es un medio que presume de interactividad, capacidad de decidir qué queremos ver, de ser una importante herramienta de segmentación para nuestras campañas. ¿Dónde ha quedado todo esto? Entre todos estamos “perdiendo el norte”.

Si no aprovechamos estas características diferenciales, sólo habremos creado una mala copia de los medios y formatos publicitarios ya existentes.

Por favor, busquemos más creatividad, más atención, más responsabilidad, en definitiva: resultados.

Pero resultados no es llegar a un número elevado de clics a cualquier precio, sino conseguir la satisfacción de nuestro cliente.

Lo que planteo, en definitiva, es una reflexión sobre las bases de actuación empresarial y cómo enfocar nuestro negocio.

No nos conformemos con llenar la Red de banners en rotación general, pop-ups, participar en numerosos programas de afiliación, etc. La clave ya no es conseguir un alto número de visitas -que probablemente ya tengamos-, sino conseguir visitas continuas y cualificadas.

FIDELIZAR debe convertirse en nuestro referente

La relación con los clientes (el marketing relacional) debe ser nuestro concepto clave.

Y esto es válido tanto si hablamos de una página de contenidos -que necesita un flujo importante de visitas- o de una web comercial -que busca compradores-. En ambos casos necesitamos que el internauta visite regularmente nuestra página y, si es posible, conociendo su perfil, sus gustos, preferencias y sus necesidades.

FIDELIZAR debe convertirse en nuestro referente

Ya no estamos hablando de conseguir cifras ni visitas “abstractas”, sino de atraer al público que realmente nos interesa. Por lo tanto, hay dos cuestiones fundamentales a las que dar respuesta: quién me visita y qué busca y necesita.

La solución…

No es fácil, pero contestando a las dos preguntas anteriores, tendremos mucho ganado para adaptar nuestra página a lo que los internautas esperan de nosotros.

¿Cómo?

  1. Identificando y cualificando a los clientes actuales y potenciales, y actualizando continuamente la base de datos para almacenar información relevante que permita un aprendizaje sobre las necesidades de estos clientes (historial de compras, perfil demográfico, intereses, estilo de vida, etc).
  2. Adaptando y adecuando nuestros planes de marketing, productos y servicios a esas necesidades individuales específicas.
  3. Integrando el plan de comunicación dirigido al consumidor individual para establecer un diálogo efectivo.
  4. Controlar y gestionar la relación con cada cliente. No debemos olvidarnos de “humanizar” la oferta y del contacto efectivo y afectivo con nuestros visitantes.
  5. Al fin y al cabo, el marketing en Internet no es tan diferente al del “mundo real”. La clave es saber aprovechar adecuadamente las nuevas herramientas que nos ofrece.

Abraham Rodríguez

COMENTARIO DE BAQUIA: Algunos de nuestros anunciantes se quejan de que demos cabida en nuestras páginas a artículos que, ellos entienden, van en contra suya. No es nuestra intención. Si lo es el permitir un debate abierto que, en su objetivo final, sirva para mejorar los resultados de la publicidad en Internet y encontrar el punto exacto en el que el cliente -sin sentirse ofendido- aprecie la publicidad hasta el punto, por lo menos, de aceptarla.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios