BAQUIA

Este DVD se autodestruirá en 48 horas

Estamos acostumbrados a utilizar cámaras de fotos desechables y algún que otro producto de un solo uso. Lo que hasta ahora no habíamos visto son los DVDs de usar y tirar.

En Estados Unidos, ya se pueden encontrar en los aeropuertos, centros de transporte y establecimientos de la cadena Staples hasta 25 películas en DVD que tienen la peculiaridad de autodestruirse a las 48 horas de desempaquetarlos. La propia Flexplay, la compañía que ha desarrollado este producto, también vende las películas en su web a un precio de 4,99 dólares, aunque sólo realiza envíos dentro de los Estados Unidos.

Los discos están recubiertos con una pasta especial que reacciona al contacto con el oxígeno. Una vez que se extrae el disco de su envoltorio y toma contacto con el aire, una reacción química hace que empiece a ennegrecerse, de modo que transcurridas 48 horas el reproductor láser del DVD es incapaz de leer su superficie.

Antes de ser abiertos, cada disco tiene una fecha de caducidad de un año. Según explica Joe Fuller, vicepresidente de Flexplay Entertainment, es algo similar a un sistema de vídeo bajo demanda. Una vez que hemos visto la película, podemos reciclarla o simplemente tirarla al cubo de la basura.

Está claro que este sistema no se ha diseñado para coleccionistas ni para los aficionados a visionar una y otra vez las películas. En principio, el público al que se dirige la empresa es a viajeros frecuentes y ejecutivos, con poco tiempo para acercarse al videoclub a alquilar una película y luego devolverla.

Este no es el primer intento de lanzar al mercado un DVD de un solo uso. La propia Flexplay ya lo intentó en 2003 en un acuerdo con Buena Vista Home Entertainment, pero al cabo de un año se retiró el producto por las críticas a su poca utilidad y escaso compromiso ecológico. En esta ocasión se ha mejorado el proceso de reciclaje, el precio de las películas es menor y se ofrecen títulos de diferentes estudios.

De hecho, el primer intento fue un rotundo fracaso, hasta el punto de que fue considerado uno de los diez peores productos tecnológicos de la década. Ahora, la compañía competirá con servicios de alquiler barato y las webs que ofrecen descargas directas de películas al ordenador.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios