BAQUIA

Este muerto aún colea

Nadie se imaginaba, cuando Steve Jobs presentó el iPad a finales de enero, el efecto colateral que tendría sobre el programa Flash de Adobe. Es cierto que, pese a su popularidad y difusión, ya antes del iPad Flash era una herramienta controvertida, detestada por muchos programadores y algún que otro usuario. Pero desde entonces el sector tecnológico parece dividirse entre los que aún lo defienden y los que (con Jobs a la cabeza) lo dan por defenestrado.

El caso es que no sólo es Apple el que lo da por muerto, también otro grande de la industria tecnológica como Facebook. Así las cosas, a Flash sólo le queda un gran sustento: YouTube, donde aún funciona a destajo (sirve para que cada día se vean 2.000 millones de vídeos). El día que Google decida pasarse al estándar HTML5, sí podríamos estar ante su extinción definitiva. Mientras tanto, Adobe aún tiene tiempo de intentar no quedarse en fuera de juego. No será porque le han faltado avisos…


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios