BAQUIA

Evolución de la formación online en las empresas españolas (II)

Los responsables de formación de las empresas españolas consideran que el modelo del futuro para lograr el aprendizaje de sus empleados es una combinación entre las clases presenciales y la formación online. Por eso, el e-learning ya supone un 2,8% de la formación empresarial (por un 2% de 2001), que aumenta hasta el 4% en grandes empresas.

Otra nota positiva es que, en menos de un año, se espera que el porcentaje de empresas españolas que hayan utilizado las nuevas tecnologías en sus planes de formación haya avanzado hasta el 60% (un 29% de las empresas lo hará a corto plazo, mientras que otro 15% lo proyecto a medio plazo), mientras que sólo el 20% declara que no se han planteado planes de formación online todavía.

Es necesario precisar que la mayor o menor utilización de las nuevas tecnologías en los planes formativos de los empleados depende del tamaño de la empresa. Así, entre las empresas con más de 2.000 empleados, un 42,8% ha utilizado las nuevas tecnologías en su formación, mientras que sólo el 21,4% de las empresas con menos de 100 empleados lo hicieron.

Más información en Evolución de la formación online en la empresa española

¿En qué áreas formativas se aplica la formación online?

Por áreas formativas, las empresas siguen utilizando la formación online preferentemente para que sus empleados reciban cursos de ofimática (un 37% de las empresas lo ha utilizado con tal fin), productos (21%), habilidades (18%), idiomas (14%), corporativos y nuevas tecnologías (12%) y otros fines (8%).

Las empresas españolas que han apostado por desarrollar esta clase de formación realizan cursos cortos y utilizan mayoritariamente el puesto de trabajo para el aprendizaje del empleado.

  • En el 56% de los casos las empresas han utilizado la formación online para impartir cursos de menos de 20 horas, mientras que el 33% la utilizó para cursos de 20 a 40 horas, y un reducido 11% apostó por ella para aquellos que superaban las 40 horas. Es patente que las empresas no confían por el momento en esta clase de formación para cursos más extensos en el tiempo.
  • El 46% de las empresas españolas utiliza el puesto de trabajo como lugar donde se realiza la formación online, un 18% imparte los cursos en una sala de formación y el 6% lo hace en el domicilio del empleado. El resto apuesta por cualquiera de las tres opciones.
  • Se espera que en el futuro se potencie aún más la formación online para temas tales como Internet/Informática (84% de las empresas españolas esperan dar formación online de esta clase de temas), productos propios de la empresa (54%) o idiomas (48%). A pesar de su apuesta por cursos técnicos en la actualidad, se espera que los cursos no técnicos supongan el 54% de la oferta formativa online en 2004.

Los obstáculos dentro de la empresa española

A pesar del aumento de la utilización de formación online en cuanto a cuota de mercado en la formación empresarial, sólo un 24% ha aplicado nuevas tecnologías en sus planes de formación (CD Rom, Internet, etc), mientras que el 76% restante no las había utilizado hasta la fecha.

  • Los principales obstáculos para la implantación de planes formativos online en Europa siguen siendo el coste (44%) y la falta de implicación de la dirección (43%).
  • Por su parte, la Asociación de Proveedores de e-Learning (APEL), coincide con este diagnóstico al nombrar al coste como uno de los mayores frenospara un mayor desarrollo tecnológico. El 23% de las empresas españolas alega el coste de equipos y programas como su principal obstáculo.
  • Sin embargo, la falta de tiempo para formación (23%) es el mayor problema para las empresas españolas, mientras que la falta de formación (18%) y el excesivo coste de la formación (5%) se alegan como otros razones para el escaso desarrollo de la formación online en las empresas.

Una vez decidida la implantación de planes formativos online, la mayor disyuntiva llega a la hora de desarrollar el modelo de formación online. Se ha de elegir entre desarrollos propios o productos más o menos estándar de terceras empresas.

En 2002 se está produciendo un cambio respecto al año anterior. Si en 2001 las empresas apostaron por el desarrollo de proyectos de formación online utilizando las plataformas del proveedor de contenidos (un 50% de las empresas realizaron su proyecto de esta forma) o creando una plataforma propia (28,5%), estas modalidades han perdido fuerza hasta sólo ser utilizadas por un 30% y un 10% respectivamente.

Una gran parte de las empresas españolas apuesta en 2002 por los modelos ASP (43%), una vez abandonada la visión de poseer plataformas propias, más costosas y menos flexibles. Esta modalidad ha experimentado una gran aceptación respecto a 2001, en el que sólo un 14% de las empresas españolas apostaba por ella.

Más información en El uso de la formación online en las empresas

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”

Temas relacionados:
  • Global Estrategias
  • Grupo Doxa
  • IDC

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios