Ex miembros de WikiLeaks lanzan OpenLeaks

El acoso a WikiLeaks y a su fundador, Julian Assange, sigue su curso. Y ahora que los que se sintieron amenazados o avergonzados empiezan a respirar tranquilos, varios de los antiguos miembros de la organización, descontentos con cómo se dirigía el barco, han anunciado sus planes de crear una página alternativa, OpenLeaks.

El proyecto, que ya tiene página web pero no fecha de lanzamiento, está liderado por Daniel Domscheit-Berg, ex mano derecha de Assange y que cree que la ahora famosísima WikiLeaks se dejó cautivar por los medios y que centra demasiado la atención en su fundador, y no en su misión.

OpenLeaks, como su nombre indica, pretende ser más abierto y transparente y dedicarse sólo a publicar documentos, sin editarlos. Pero precisamente eso hizo a Wikileaks recibir algunas de sus primeras críticas, cuando le acusaron de poner en peligro a confidentes y personas que trabajaban en el anonimato en zonas de guerra al publicar sus nombres. Otro aspecto de esa apertura sería la publicación de su información a todala Red, no a unos pocos medios escogidos como en la filtración de los despachos diplomáticos estadounidenses.

Incluso después de la detención de su escurridizo responsable, WikiLeaks está resultando difícil de matar. Varios ataques DDoS intentan vengar las críticas y los gestos contra la página, mientras el mundo contempla fascinado los más mínimos recovecos de la vida de Julian Assange -como un perfil en una página de contactos- y millones de internautas le votan como Persona del Año en la revista Time.

Ahora, la creación de otra plataforma de filtraciones, distinta y alejada de la fuerte personalidad de Assange, apunta a que empresas y Gobiernos no volverán a guardar secretos como hacían hasta ahora. Si logra eludir los mismos obstáculos que afectan a la pionera (como que le cierren las cuentas de Visa, MasterCard y PayPal, o le suspendan el dominio, por ejemplo), OpenLeaks podría mantener con vida la misión de acabar con los secretos aunque WikiLeaks perezca sin remedio.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios