BAQUIA

[email protected] le hace un guiño a la bancarrota

Sólo queda el empujón final. [email protected] lleva varios meses caminando por el borde del precipicio, a un paso de dar con sus huesos en lo más profundo del abismo. El proveedor de acceso a Internet estadounidense flirtea estos días con la posibilidad de acogerse al capítulo 11 de protección a las empresas que se declaran en bancarrota. Fuentes cercanas a la compañía han asegurado que la medida podría materializarse a finales de esta semana o comienzos de la que viene. En el caso de que la empresa se resguardara bajo el paraguas del capítulo 11, se salvaría temporalmente de afrontar el pago de los créditos que aún tiene contraídos y ganaría tiempo para acometer una reestructuración interna. En caso cotrario, la agonía podría derivar en una dolorosa muerte.

La noticia de que [email protected] está sin respiración y con cierta palidez en el rostro no coge a los analistas desprevenidos. La compañía, que ya anunció el pasado mes de agosto que si no recibía una inyección extra de dinero moriría antes de final de año, no ha podido desprenderse de la carga que siempre ha supuesto Excite, su división de medios.

El matrimonio entre ambas firmas se selló en unas circunstancias determinadas: cualquier negocio de acceso debía apoyarse sobre un canal de contenidos si es que quería atraer clientes. Todo iba viento en popa hasta que la crisis de la publicidad online azotó a las empresas del sector, entre ellas Excite. Ésta, finalmente, se ha convertido en la soga que ha matado a @Home. Y es que los ingresos obtenidos con el negocio del acceso a la Internet no han impedido que las cuentas de la firma se hayan transformado, durante los últimos meses, en un colador por donde se ha perdido dinero a chorros.

A pesar de la delicada situación por la que atraviesa [email protected] aún queda una última esperanza. Personas conocedoras del caso han afirmado que AT&T podría hacerse con la empresa esta misma semana. AT&T ya posee el 25% de la compañía y dispone del 74% de los votos en el consejo de administración. El principal interés del gigante estadounidense estaría en hacerse con los valiosos activos de @Home y disponer de su red tecnológica. Hasta el momento se desconoce el punto exacto en el que se encuentran las conversaciones.

Lo que no se vende, se finiquita

[email protected] es uno de los principales proveedores de acceso de banda ancha Estados Unidos. A día de hoy cuenta con cuatro millones de clientes, lo que no ha evitado que su deuda sobrepase los 800 millones de dólares. En agosto pasado, la firma aseguró que disponía de 154 millones de dólares en efectivo, dinero suficiente para sobrevivir unos meses más, según sus cálculos. Sin embargo, los analistas que siguen de cerca los vaivenes de la compañía aseguraron entonces que los gastos ascendían a 50 millones de dólares por trimestre.

La delicada situación financiera en la que se encuentra [email protected] le ha obligado a deshacerse de parte de sus divisiones. Hace una semana vendió a precio de saldo bluemountain.com, su negocio de tarjetas postales online. Su comprador, American Greetings Corporation, tuvo que poner encima de la mesa 35 millones de dólares en efectivo, 745 millones de dólares menos de lo desembolsó [email protected] cuando la adquirió en 1999.

La mayor parte de las veces se opta por la venta de sus delegaciones. Pero, si no se encuentra comprador, se acaba con ellas. Esta medida no es nueva en Excite: ya se adoptó con los portales que la compañía tenía operativos en Alemania, Francia y España. Los tres desaparecieron de un plumazo. A estos se añade ahora MatchLogic, la división de servicios de marketing que la compañía tiene en Colorado. La medida viene acompañada del despido de 500 trabajadores, quienes deberán recoger el papel rosa en los próximos tres meses.

Existe un último problema al que [email protected] deberá hacer frente: la salud de sus acciones corre en paralelo a la de la empresa. Los títulos llevan varias semanas cotizando por debajo del dólar en el Nasdaq, motivo suficiente como para que, en breve, reciba una carta en la que se le comunique su expulsión del mercado electrónico estadounidense. Todo un símbolo que podría interpretarse como el último estertor del moribundo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios