BAQUIA

Existe una base de datos de 13 millones de sospechosos de terrorismo… Rece para no aparecer en ella

Desde los hechos del 11 de septiembre de 2001, y después de la guerra de Irak, el Estado americano utiliza software de protección de fallidos para generar una base de datos de posibles terroristas. Según Business Week, con muy poco éxito y muchos inconvenientes para quienes, sin comerlo ni beberlo, aparecen en ella.

Este tipo de software, escrito para prevenir robos con tarjetas de crédito, se basa en multitud de patrones de compra individuales de cada usuario y es capaz de detectar cambios en los mismos. Su éxito se debe al número de transacciones que monitoriza diariamente y a que, en la mayoría de los casos, los clientes no cambian radicalmente sus hábitos de compra.

Si una persona gasta en tres o cuatro compras 1.000 dólares al mes durante años y, de repente, trata de comprarse un coche de lujo, el sistema detecta inmediatamente el cambio de patrón de compra y lanza un aviso para que alguien con criterio tome la decisión de autorizar o no la compra.

En el caso de terrorismo, esto no es posible porque no existen apenas casos similares de ataques. De hecho, desde los atentados citados poco se ha podido estudiar de terrorismos en EE.UU., y sin embargo, puestos a utilizar el software para intentar detectar patrones de comportamiento, se consiguen muchos sospechosos que, según el Business Week, en el 99% de los casos son ciudadanos normales tratando de tomar un avión para visitar a un familiar o cerrar un negocio.

El tema no es una broma si encima se tiene un nombre árabe que coincida con alguno de los terroristas identificados por el FBI o la CIA. Es el caso de Asif Iqbal, que según nos relata el artículo, comparte nombre con un terrorista que está preso en Guantánamo. Su rutina habitual es ahora aparecer un par de horas antes de lo debido a cualquier vuelo si no quiere perderlo, ya que no le dan la tarjeta de embarque hasta haber aclarado, a satisfacción del personal de seguridad del aeropuerto, que no se trata del terrorista, sino de un hombre de negocios que trata de ganarse la vida… Con muchas dificultades últimamente.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios