Firefox-Chrome, una de las batallas que nos deparará 2009

La llegada del año 2009 nos trae un panorama muy interesante en lo que a navegadores de internet se refiere. Con la oferta más abierta y eficaz que nunca, el nuevo año se presenta como un periodo en que las marcas librarán una buena batalla por saber vender su producto y desarrollar su software mejor que nadie.

Una de las principales y más jugosas batallas podría ser la librada entre Firefox y Chrome. La verdad es que Firefox está viviendo en estos momentos sus mejores tiempos, ya que acaba de superar la barrera del 20% de cuota de mercado. Desde que comenzó 2008, el navegador hasufrido un evidente ascenso, desde el 16,98% de enero hasta el 20,78% actual, una subida de cuatro puntos. Por su parte, Internet Explorer sigue muy lejos, pero en lo que va de año ha perdido seis puntos, desde el 75,46% de enero hasta el 69,77% actual. Es seguro que los próximos retos de Firefox pasarán por seguir aumentando sus cifras y acercarse cada vez más a IE.

Sin embargo, parece que a Firefox le va a salir un competidor bastante duro. Hablamos nada menos que de Chrome, el navegador de Google. Las cifras actuales de Chrome le llevan hasta un 0,83% de uso, unas cifras muy bajas pero muy llamativas si tenemos en cuenta que el navegador lleva cuatro meses en el mercado, además de estar en versión BETA y disponible sólo para Windows. Así las cosas, 2009 será el año de despunte de Chrome: a finales de enero previsiblemente se abandonará la versión BETA y saldrá al mercado la versión definitiva, algo que probablemente reportará al navegador un significativo aumento de cuota de mercado si tenemos en cuenta que ya la versión BETA mostraba unas prestaciones que invitaban al optimismo. El reto de Chrome será competir con Internet Explorer y con Firefox, pero parece que la primera batalla la tendrá que librar con el navegador de Mozilla. Y la batalla parece presentarse optimista para los chicos de Google, que durante años ha estado financiando a Mozilla. Sin embargo, en 2011 –veremos si no es antes- se cerrará el grifo y es muy probable que para entonces Firefox ya haya sido alcanzado por Chrome.

Internet Explorer, ¿el gran beneficiado?
Si esta batalla se desarrolla como cabe predecir, el principal beneficiado podría ser Internet Explorer. De entrada, hay que pensar en los perfiles de los usuarios, y no parece que un usuario de Internet Explorer se pueda a cambiar a Chrome; lo más lógico es que sean los usuarios de otros navegadores (sobre todo Firefox) los que prueben el navegador de Google. Así pues, y a pesar de su potencialidad, a Google podría pasarle –al menos al principio- en el terreno de los navegadores lo que le pasó a Yoigo en el terreno de la telefonía móvil: podría encasquillarse en una batalla entre otros competidores más pequeñas y estar repartiéndose la cifras entre ellos, mientras que el mayor competidor disfrutaría de una situación ventajosa. Así pues, si Internet Explorer tiene suerte, la llegada de Chrome, aunque seguramente suponga un descenso de sus usuarios, también podría acarrear un aumento de su ventaja sobre sus perseguidores, que entonces serán más. Y cuanta más gente hay para repartir, peor.

Uno de los principales perjudicados en el nuevo año podría ser Opera. Y es que Chrome ha conseguido en apenas tres meses una cuota de mercado (0,83%) ligeramente superior a la que Opera ha conseguido en 14 largos años (0,71%), y eso que éste último está disponible para Windows, Macintosh y Linux. Por tanto, Opera podría ser la primera víctima de la fulminante carrera que previsiblemente va a llevar a cabo Chrome en 2009. En una situación de optimista y moderado ascenso podría permanecer Safari que a lo largo de este año subió algo más de un punto, desde el 5,82% de enero hasta el 7,13% actual. Sin embargo, habrá que ver cuál es el desarrollo de Chrome y a quién va dejando atrás en su camino.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios