BAQUIA

Forrester predice una debacle entre los brokers online europeos

Tres de cada cuatro de los brokers online europeos que pululan por la Red actualmente desaparecerán antes de 2007, según augura Forrester Research. Eso significa que unos 120 de los 160 corredores de bolsa puramente online existentes perecerán, serán integrados en su banco matriz o vendidos a la competencia.

En los últimos tres años, alrededor de 200 brokers llegaron a la Internet europea para aprovechar la eficacia y rapidez de ésta en la compraventa de acciones. Los más fuertes, como el alemán Consors, llegaron a atraer hasta medio millón de clientes y gestionar miles de millones de euros. Pero el devenir del mercado, que ha tirado los índices europeos más de un 25% de media en lo que va de año, ha provocado la \’espantá\’ de los inversores, refugiados ahora en valores más seguros, y ha frenado en seco la expansión de los brokers. \”Los brokers europeos se engañan si creen que pueden atraer nuevos inversores a la vez que recortan sus presupuestos\”, dice el analista de Forrester Charlotte Hamilton.

Con un negocio basado fundamentalmente en las comisiones por las transacciones bursátiles, los brokers online han quedado maltrechos con la caída sostenida del movimiento de papel en los parqués, fruto de la incertidumbre económica. Las transacciones no llegan a la mitad de las que se producían hace un año, por lo que muchos brokers que enfilaban el camino de la rentabilidad en 2000 ahora vuelven a bregar con pérdidas insostenibles.

Forrester opina que la supervivencia pasa por abandonar el espejismo que supone sostener un notable número de clientes en medio de un brutal recorte de gastos. La rentabilidad, y la supervivencia, sólo se podrá obtener si el broker elige entre una estrategia de costes elevados (y grandes ingresos) para dar servicio a los inversores más activos, o una de bajo coste para centrarse en los inversores ocasionales.

Sólo un puñado, la \”élite de los brokers\”, sobrevivirá en cada mercado europeo. Los pocos afortunados saldrán de entre los que ya cuentan con más dos tercios de inversores activos, que son el grupo más reducido, más caro de atrapar, más difícil de mantener, pero que opera 10 veces más que el resto de inversores. Para tener éxito, el broker deberá invertir alrededor de 220 euros por cliente, así alcanzará el break-even en un año.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios