BAQUIA

Fraudes, spam y otros despistes veraniegos

Parece que en ocasiones nuestra vida digital es paralela a la laboral, ya que nuestra actividad en la Red es directamente proporcional al tiempo que pasamos trabajando. Así, con la llegada del verano, del mismo modo que trabajamos menos y despistamos nuestras actividades, nuestro movimiento en internet también se relaja, algo que nos puede dar más de un disgusto.

Y es que los hay que aprovechan las épocas más vulnerables. Es por eso que en verano es cuando se producen más fraudes online, ya que se navega con un sentido cívico muy por debajo de lo normal y de manera más precipitada, con lo que es más fácil caer en los timos. Así pues, las asociaciones de usuarios y consumidores recomiendan un poco de prudencia y menos ligereza a la hora de hacer según qué cosas en internet.

Otra de las desgracias habituales es la pérdida de datos seguros. Muchas de las personas que se conectan a internet en verano no lo hacen desde su ordenador habitual, sino que en ocasiones se hace desde puntos públicos de internet. Sin embargo, si uno va a diario a ese punto acaba cayendo en la tentación de marcar las típicas casillas de “Recordar contraseña” y demás por el estilo, con lo que, si no tenemos cuidado, cualquiera podría acceder a nuestros datos en un sinfín de plataformas, tantas como dejemos sin protección. El hecho de no usar nuestro ordenador también nos puede acarrear un problema de virus, especialmente si usamos una llave USB para alojar datos que posteriormente sí llevaremos a nuestro equipo.

Otra pesadilla veraniega es la del que deja de lado internet durante las vacaciones y, con ello, abandona su cuenta de correo, viendo a la vuelta una bandeja de entrada que pide a gritos una muerte digna. Para evitar el soponcio, Yahoo, por ejemplo, aconsejó a sus usuarios hace poco que, antes de abandonar la cuenta, configuren un pequeño filtro de correos no deseados, además de crear carpetas especiales para los emails que no se quieren perder o para los que se quieren leer más adelante y con más calma.

Pero, sobre todo, se aconseja no tener muy desatendida la cuenta, no sea que nos la vayan a eliminar.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios