BAQUIA

Fuerte incremento del mercado de banda ancha en España

Iber-X, la bolsa española de las telecomunicaciones, ha presentado un estudio sobre la evolución de la banda ancha en 2005. Este mercado −cable, módem y ADSL− aumentó durante el pasado mes de noviembre en 166.650 nuevas altas.

Esto supone un crecimiento interanual del 49% y un incremento del 15% con respecto a noviembre del 2004. Las 142.650 nuevas altas de ADSL de noviembre representan el 86% del total de las conexiones de banda ancha.

Asimismo, el ADSL tuvo una subida del 52% en los últimos doce meses con una ganancia neta anual de 1.280.632 altas. En lo que va de año, el ADSL se ha incrementado en 1.154.260 nuevos accesos, o lo que es lo mismo, un 44% de aumento con respecto a los existentes en enero de 2005.

La tecnología ADSL sigue siendo mayoritaria en la mayor parte de las comunidades autónomas, representando el 79% de la banda ancha de todas las tecnologías y alcanzando las 3.760.485 conexiones.

El desarrollo de la banda ancha presenta ciertos desequilibrios que es preciso corregir, como deja de manifiesto el dato de que aproximadamente el 80% de las conexiones de las líneas instaladas corresponden a zonas urbanas. Sin embargo, empieza a percibirse un cierto cambio: Madrid y Barcelona, que hasta el momento representaban el 40% de las líneas ADSL instaladas, ahora suman el 35,76%.

El informe destaca que 2006 será el año de la banda ancha a través de redes alternativas como Wi-Fi y Wimax. La gran mayoría de gobiernos autonómicos de nuestro país está desarrollando planes para llevar la banda ancha a través de redes alternativas a la RTC y el cable a los sitios más inhóspitos de la geografía española.

El estudio expone varias recomendaciones tendentes a servir de impulso para el desarrollo de la Sociedad de la Información en España. Como punto de partida, los expertos apuntan que España debería dibujar y adaptar su propio desarrollo a la estructura económica y peculiaridades socio-culturales de nuestra nación.

Se trata de alcanzar la transformación necesaria para mejorar la posición competitiva y el bienestar social de España sin necesidad de presentar las mismas características o indicadores de penetración de países de nuestro entorno.

No basta con tener un buen mercado de TIC; es necesario contar con un tejido industrial alrededor de las TIC. Los países que tienen este escenario alcanzan un mayor desarrollo de la Sociedad de la Información. Como la mayoría de nuestras empresas son pymes, la adopción de las TIC por este sector ha de ser una prioridad para España en los próximos años.

Se deben perseguir dos objetivos principales: el establecimiento de un marco para la digitalización integral que permita el crecimiento económico, bajo la premisa de la difusión de las TIC en todo el tejido productivo de España; y la evolución de la sociedad hacia un estilo de vida digital, que aumente la calidad de vida de los ciudadanos y contribuya a la cohesión social.

Otro aspecto sectorial tratado en el libro es la inversión en I+D como elemento clave para el futuro del crecimiento de la competitividad y la productividad. Las cifras de inversión de España en I+D sobre el PIB son la mitad de las de Europa y un tercio de las de EEUU o Japón. Destaca la aportación de Telefónica, que se sitúa en solitario como la cuarta operadora del mundo en inversión en I+D.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios