BAQUIA

GMail se gradúa y Google Apps pasa a ser de pago

GMail se presentó el 1 de abril de 2004. Más de cinco años y millones de usuarios después, pierde la etiqueta de “beta”, que generalmente se coloca temporalmente en proyectos en fase de prueba. Oficialmente es ya un producto redondo.

Lo mismo ha sucedido con el paquete de aplicaciones Google Apps, que incluye al propio GMail, más Google Calendar, Google Docs y Google Talk. Desde ahora todos estos servicios dejarán de lucir el “beta” en sus logos, aunque desde Google se asegura que eso no significa que vayan a dejar de lado la innovación y las mejoras.

Hay otra novedad en relación a Google Apps, y esta no será del agrado de muchos de sus usuarios: el paquete de aplicaciones dejará de ser gratuito. A partir de ahora, las empresas que deseen utilizarlo tendrán un periodo de prueba de 30 días, y después deberán abonar una cuota de 40 euros mensuales, aunque aún existirá una versión básica gratuita.

A cambio se han introducido algunos nuevos servicios, como el soporte 24/7 o réplica de datos para recuperación de desastres. También hay algunas novedades para la versión del correo corporativo, como la función de delegar el envío de mensajes o la limpieza de correos después de un cierto tiempo.

Lo cierto es que al suprimir la etiqueta de “beta”, poco van a cambiar todos estos programas, que ya llevan años incorporando mejoras y nuevas funcionalidades. La verdadera intención de Google con este movimiento parece ser la de intentar aumentar su presencia en el mercado corporativo.

Actualmente Google Apps es utilizado por 1.75 millones de empresas (aunque en esta cifra se incluye a muchos autónomos), pero el hecho de ser todavía presentado como un producto “beta” (es decir, en fase de pruebas) supone una barrera para ser adoptado por muchas empresas, que tienden a desconfiar de productos cuya eficiencia no esté claramente demostrada.

Como explica Matt Glotzbach, director de productos en Google, “para los clientes corporativos, es una señal importante en términos de madurez de nuestros productos y utilidad para sus negocios”. En el horizonte a largo plazo de Google se presenta pues otro desafío: acercarse a Microsoft en el mercado de aplicaciones corporativas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios