BAQUIA

Google Chrome y HTML5, de la mano

El codigo HTML, tan viejo como el propio internet, ha encontrado muy rara vez algún tipo de enemigo. Siempre ha sido el rey del mambo y sus evoluciones han ido mucho más allá que las de sus competidores. Sin embargo, desde que saliese la versión 4.01 de HTML en 1999, este código no ha evolucionado demasiado y en algunos aspectos se ha quedado antiguo y obsoleto.

Es el caso de la reproducción de vídeo en internet, que, lejos de permanecer en los estándares abiertos tradicionales de HTML, ha visto cómo Adobe Flash, un estándar cerrado, se ha llevado la mayor parte de las formas de reproducción en web. Un terreno en el que HTML lleva dos años intentando recuperar terreno (en 2008 se presentó HTML5), pero con un éxito casi inapreciable.

Sin embargo, Google (quién si no) ha salido a su rescate. Y es que la compañía de Silicon Valley ha presentado la última versión de su navegador, Google Chrome, y ésta prevé que el HTML5 cobre de nuevo un mayor protagonismo a través de un nuevo soporte para este código y una adaptación de reproducciones de audio y vídeo que prescinde de Adobe Flash y otras extensiones similares.

Además, teniendo en cuenta que muchos teléfonos móviles aún no están preparados para reproducir vídeos en formato Flash, el HTML5 se perfila como una gran alternativa para estos dispositivos.

En principio tampoco debería sorprender que Chrome use HTML5, ya que otros navegadores como IE8 y Firefox ya son compatibles. En cualquier caso, las decisiones y acciones de Google muchas veces crean escuela y tendencia, con lo que seguro que los desarrolladores de HTML5 ya lo están agradeciendo.

Un 30% más de velocidad
Además de la adaptación a HTML5, la nueva versión de Google Chrome (aún en versión beta) promete cosas bastante interesantes, entre la que destaca un aumento del 30% en la velocidad. Si ya era Chrome el navegador más veloz, con algunas versiones de Firefox siguiéndole de cerca, este nuevo aumento de velocidad deja un panorama bastante interesante.

También se ha mejorado el aspecto físico, pudiendo cambiar la interfaz gráfica del navegador, y se ha incluido un mejor manejo de las pestañas en comparación con sus principales competidores (Internet Explorer y Mozilla Firefox).


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios