BAQUIA

Google intenta esquivar el empaque de Twitter y Facebook

Google ya no es la panacea de las búsquedas de internet. De hecho, desde hace un tiempo ni siquiera es el buscador más rápido, ya que muchas redes sociales han puesto en marcha buscadores internos que funcionan en la práctica como buscadores en tiempo real. Es el caso de Twitter y Facebook, por ejemplo.

Mientras Google tarda algunos minutos u horas en indexar los contenidos para que aparezcan en su buscador, Twitter le ha dado un especial protagonismo a su buscador interno, que permite al usuario saber qué se ha dicho sobre un tema determinado en el último minuto en Twitter. \”Comparte y descubre lo que está pasando ahora mismo en cualquier lugar del mundo\”; ése es el nuevo eslogan de la red social, que ha apostado definitivamente por la información y que ofrece una inmediatez que Google no puede igualar. La nueva página incluye un buscador y presenta la lista de los 23 asuntos más populares por minuto, día y semana. Rastrea cada nuevo tweet y lo incluye en tiempo real en el ránking según la relevancia o popularidad de algunas de sus palabras. Es de este modo como los responsables de la red social buscan que prime la información de última hora y la jerarquización de contenidos.

Del mismo modo que Twitter lo ha hecho, su principal competidor, Facebook, también ha potenciado su buscador interno para darle una relevancia superior a las informaciones de última hora que son consultadas por sus usuarios.

Así pues, Google se encuentra en un momento en el que necesita renovarse para no quedarse atrás en algunos aspectos. Por ello acaba de anunciar que está desarrollando un nuevo modelo de buscador, Caffeine, que presenta una nueva estructura y una nueva arquitectura de jerarquización de la información. Este buscador, según Google, mejorará sustancialmente la precisión y, sobre todo, la indexación de noticias, de modo que la última hora de la última hora pueda aparecer en Google al mismo tiempo que en otros buscadores.

Con Bing a la sombra
Facebook y Twitter no son los únicos enemigos de Google. Y es que, aunque el portal es el indiscutible rey de las búsquedas en internet, el buscador de Microsoft, Bing, presenta un futuro aparentemente positivo, si tenemos en cuenta los múltiples desarrollos que está experimentando y la variedad de acuerdos a los que está llegando Microsoft para mejorar la presencia de este buscador en la Red.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios