BAQUIA

Google paga una novatada

No parece haber comenzado con buen pie la comercialización del Nexus One, el primer teléfono distribuido por Google. Los primeros clientes se quejan de fallos en un apartado que Google tiene descuidado por no haber tenido que recurrir nunca a él: la atención personal al cliente, no satisfecho, se entiende.

Y es que, si realizamos una consulta en el buscador y no nos satisfacen los resultados, siempre podemos repetirla hasta dar con la respuesta buscada. Pero, ¿qué hacer si no hay forma de contactar con un operador para que nos informe de cómo solucionar los problemas del teléfono? Pues de momento, pasar el marrón a HTC, el fabricante del aparato. Y después, habrá que ir pensando en montar un call centre


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios