BAQUIA

Google saca sus búsquedas de China sin abandonar el país

Hace unos meses, varias empresas de tecnología (incluyendo a Google) denunciaron un ataque informático a gran escala que según afirmaron, provenía de China. En respuesta, Google amenazó con marcharse del país y dio comienzo a un culebrón que ha estado generando noticias poco concretas (y a menudo contradictorias) casi cada día.

El asunto traía cola no sólo a nivel empresarial, sino desde la prespectiva de las libertades civiles. No en vano, el ataque informático en cuestión se centró en las cuentas de disidentes y defensores de derechos humanos en China, y Google decidió que ya no quería seguir aceptando la censura impuesta a los resultados de sus búsquedas.

Ayer lunes, finalmente la empresa anunció que se ha decantado por una especie de decisión salomónica: sacarán su servicio de búsquedas, redirigiendo el tráfico a la versión de Hong Kong (que aunque es parte de China, disfruta de más libertades) en chino simplificado. El resto de sus negocios se quedan donde estaban.

Se trata más que nada de un gesto simbólico, porque el Gobierno chino no deja la censura sólo a las empresas y también tiene instalado un gran firewall que seguirá impidiendo a los internautas buscar cosas como la matanza de Tiananmen o el Dalai Lama. A menos que logren saltarse el filtro.

Pero eso no ha impedido que las autoridades chinas se indignen, afirmen que la firma estadounidense está totalmente equivocada y que abandonar la censura es ilegal, algo que Google niega.

Porque claro, esto todavía no ha acabado.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios