BAQUIA

Google y su huella climática

A veces nos paramos a reflexionar sobre lo cotidiano, y entonces somos capaces de descubrir hechos que se nos pasan desapercibidos en el trajín diario, como que hablamos en prosa o que en el Reino Unido los niños dominan el inglés a la perfección… También nos podemos dar cuenta de que cualquier acción que conlleve un gasto energético provoca emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, desde ver una película en DVD hasta encender la cafetera por las mañanas.

Por tanto, resulta que realizar una búsqueda en Google contamina. Claro, igual que descargarse una película con un programa P2P o ver un vídeo en YouTube. Muchos medios se apresuraron a difundir esta semana, a raíz de la dudosa interpretación de un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Harvard, que buscar en Google contamina mucho, más que hacerlo, por ejemplo, en Yahoo! o MSN (sí, hay otros buscadores). Google se ha defendido de las exageradas acusaciones. Ahora , allá cada uno con su conciencia.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios