Grecia prohibe los videojuegos

El Parlamento griego acaba de aprobar una incomprensible ley que una gran parte de sus habitantes desea que no prospere. Incapaces de distinguir entre los juegos que pueden ser peligrosos (los que conllevan apuestas de dinero por ejemplo) y aquellos que son un entretenimiento inofensivo, han decidido prohibirlos todos.

Más concretamente, los parlamentarios de este país han decidido prohibir el uso y disfrute de cualquier dispositivo electrónico y programas dedicados a los videojuegos. Según esta ley, que por su dureza parece inaplicable, jugar con el móvil, en el PC o con una GameBoy, ya sea en plena calle, en un cibercafé o en el cuarto de baño será un grave delito sancionado con una multa de entre 5.000 y 75.000 euros, y con una pena de prisión que oscila entre un mes y un año. Y no valdrá la excusa de que se estaba jugando al ajedrez.

La ley es aplicable también para las decenas de miles de turistas que acuden anualmente a Grecia. Ser extranjeros no les exime de llevar encima una GameBoy o de traerse la PlayStation en la maleta. Desde la embajada griega en Londres se han limitado a decir que “si sabes que esas cosas están prohibidas, sencillamente no debes traerlas contigo”.

Ya se está organizando desde dentro y fuera del país una fuerte oposición a esta ley. De hecho, la industria relacionada con los juegos de Grecia, cuyo representante ya ha tenido que cancelar un torneo de videojuegos previsto para esta semana, asegura que llevará el caso ante el Tribunal Europeo. Confiemos consigan devolverles la cordura a estos parlamentarios.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios