BAQUIA

Guerra de blogs en AOL: TechCrunch vs Engadget

Cuando fichas a una superestrella, pueden suceder dos cosas: o bien que todo el mundo está contento por un rendimiento acorde a su prestigio, o bien que te salga rana.

Esto último es lo que parece haberle sucedido a AOL con Michael Arrington, el fundador y editor del blog TechCrunch (que AOL compró por unos 30 millones de dólares hace cuatro meses), y uno de los personajes más influyentes de Internet.

La polémica empezó cuando Arrington publicó hace un par de días el post Real Blogs Don’t Buy Ads On Google (Los blogs de verdad no compran anuncios en Google), en el que criticaba duramente a Engadget -que también pertenece a AOL- por comprar anuncios en Google AdWords para mejorar su tráfico.

“Es como descubrir que tu jugador de béisbol favorito toma anabolizantes para poder seguir jugando después de su fecha de caducidad”, escribía Arrigton. También terminaba el post calificando a Engadget de “caricatura plastificada de un verdadero blog”.

Al parecer, a Arrington no sólo le ha molestado que Engadget pague para aparecer destacado cuando se introduce en Google el término “noticias tecnología”, sino que hace unos días una de sus editoras dejara un comentario provocativo en otro post de TechCrunch.

La guerra entre los dos blogs de AOL se ha extendido a los comentarios de otro post de Business Insider, que apunta a la teoría de que tal vez Arrington esté intentando provocar su despido de AOL para salir beneficiado económicamente. Sólo si le despiden cobraría la cantidad que le corresponde de la compra de TechCrunch por AOL (de 10 a 15 millones de dólares), pero no se si se marcha voluntariamente.

Arrington ha descargado más furia en los comentarios de dicho post, desmintiendo en primer lugar dicha teoría, y lanzando a continuación frases como “Estoy lanzando golpes contra el equipo de Engadget y su mierda”; “son tremendamente anti-éticos” o “Nos han trolleado repetidamente durante de un año”.

Más adelante encontramos la réplica de Joshua Topolsky, editor jefe de Engadget, que pide explicaciones a Arrington por esos comentarios, y le pide que deje de atacar a su equipo sin fundamentos ni pruebas, y deje de comportarse como un chiquillo.

En final veremos como evoluciona el conflicto. La guerra civil entre los blos de AOL está oficialmente declarada.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios