BAQUIA

¿Ha sufrido ya el GFail?

“Estaba harto de X, no dejaba de darme problemas. Ahora me he pasado a Z y me va fenomenal, estoy encantado”. Esta frase es habitual entre los usuarios de cualquier servicio informático. Su fidelidad depende del buen funcionamiento del servicio: cuando el número de incidencias supera su capacidad de aguante, es el momento de buscar una alternativa.

Al mismo tiempo, esa frase es la pesadilla de toda empresa tecnológica, que debe saber que tanto su reputación como la fidelidad de sus usuarios dependen de que no se encuentren un mensaje de error cada dos por tres. A Google el asunto debería empezar a preocuparle, después de que GMail se haya caído por segunda vez este mes. Sobre todo por lo que concierne a sus clientes de pago en el mercado corporativo, que no pueden depender para sus procesos de trabajo de una herramienta que no sea fiable al cien por cien.

Ya circula por Internet el término GFail: nada bueno para la reputación de Google.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios