BAQUIA

Hace falta tener morro

James Pacenza trabajaba en IBM… Bueno, lo de trabajaba es un decir; parece que lo que más le iba al hombre era eso de meterse en chats y páginas picantuelas. Por lo tanto, y como parece lógico, la compañía optó por ponerle de patitas en la calle, algo que no sentó nada bien a Pacenza, que ha demandado a IBM pidiéndole nada menos que 5 millones de dólares porque, en su opinión, lo que necesitaba era un tratamiento para curarse de su adicción a la Red, no un despido.

Cara sí que le echa el tío; sólo faltaba ya que las empresas, inmersas en un mercado tan competitivo y duro como el actual, tuvieran que ocuparse además de hacer de psicólogas. Vivir para ver. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios