BAQUIA

Hacia el PC con orejas

No. Para Google nunca es suficiente. El buscador pretende rentabilizar todavía más, si cabe, su muy lucrativo negocio publicitario.

Sus recientes acuerdos con MySpace y eBay se enmarcan en esta estrategia, pero la nueva idea de la compañía va a dejar corto a todo lo conocido hasta ahora.

Porque Google ultima un programa que le permitirá escuchar a los PC para saber qué están viendo o escuchando sus dueños, con el objetivo de remitir a sus pantallas publicidad o información relacionadas.

El director de desarrollo del buscador, Peter Norvig, dice que esta tecnología -hoy sólo un prototipo- llegará, a no mucho tardar, a los productos de Google. Para calmar a las voces más preocupadas con la iniciativa (que evidentemente no han tardado en hacerse oír), la empresa se ha apresurado a explicar que el software no puede escuchar y registrar todo lo que se oye alrededor del PC.

Marcado digital

Bien, si creemos estas palabras, podemos estar tranquilos: conversaciones particulares del tipo Cariño, qué hay de la cena no saldrían de las cuatro paredes de nuestra casa.

En esencia, parece que el programa usaría tecnología de marcado digital para identificar ciertos sonidos (de la TV, de la música o de la radio) a través del micrófono del PC, con objeto de desarrollar una base de datos profundamente personalizada con la que Google podría hacer maravillas, que para ellos significa proporcionarnos anuncios en bandeja y a la carta.

Se trataría, siempre según Norvig, de que el micrófono únicamente oiga aquellos sonidos dotados de un código específico introducido en anuncios televisivos o canciones.

Pero en todo caso parece una intromisión en nuestra privacidad excesiva, antipática, agobiante. La sombra de un Gran Hermano universal planeando por todos los hogares del mundo es ya excesivamente alargada.

Como decimos, la iniciativa ha comenzado a recibir fuertes críticas por parte de los usuarios, que van diseminando en foros y blogs sus preocupaciones al respecto de la salvaguardia de su intimidad.

Motivos, desde luego, no faltan: si Google ya puede saber qué palabras buscamos en Internet, las páginas que vemos o lo que redactamos en el e-mail… ¿No parece un poco excesivo que sepa asimismo los programas televisivos que vemos? Bueno, no para su negocio, desde luego; para su negocio es ideal.

Filosofía corporativa

Uno de los lemas de la filosofía empresarial de Google, el más simple pero probablemente también el más relevante, reza aquello de No hacer el mal. Lo cierto es que cada vez más gente se plantea la veracidad de esta frase; o, por lo menos, está claro que el concepto del mal no tiene por qué ser el mismo para el buscador que para nosotros. De hecho, no lo es.

Por otra parte, la manifiesta torpeza de algunas empresas en los últimos tiempos a la hora de gestionar los datos e informaciones personales pone cada vez más en guardia a los escaldados usuarios. Pero debemos acostumbrarnos; una vez más, el coloso de Mountain View lo ha conseguido: la perfecta sinergia PC/TV.

Así que, dentro de poco, cuando usted esté trabajando o jugando en su ordenador, cuando simultáneamente tenga el televisor encendido –supongamos que emitiendo un programa musical donde actúa un cantante-, en la pantalla de su PC aparecerá un mensaje más o menos así: Toda la música de dicho cantante al mejor precio, aquí.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios