BAQUIA

¿Hacia la profesionalización de la Wikipedia?

Las consultas a la Wikipedia se han convertido en un recurso habitual para millones de internautas. La enciclopedia colaborativa alcanza los 325 millones de usuarios únicos al mes, lo que la convierte en la quinta web más visitada de Internet, Sin embargo, un reportaje del Wall Street Journal analiza el declive en el número de colaboradores. Los datos expuestos por WSJ proceden del análisis de Felipe Ortega, un investigador de la Universidad Rey Juan Carlos que ha estudiado la evolución del contenido de la Wikipedia en sus diez versiones más populares. La versión inglesa de Wikipedia supera actualmente las 3,1 millones de entradas. Pero en el primer trimestre de este año se ha producido un éxodo de voluntarios, traducido en un saldo negativo de 49.000 bajas de editores, comparado con las 4.900 bajas del mismo periodo de 2008. Parece claro que el boom del crowdsourcing (generación de contenidos por parte de los usuarios) hace tiempo que se ha esfumado. Después de alcanzar un máximo a mediados de 2006, desde finales de 2007 el saldo neto de editores es negativo, con más bajas que altas de voluntarios insertando, revisando o corrigiendo textos. Sin embargo, parece que en este caso la caída de la oferta no influye en la demanda. Entre septiembre de 2008 y septiembre de 2009, el tráfico de la Wikipedia ha crecido un 20%, y sólo Google, Microsoft, Yahoo y Facebook la superan en visitas. ¿Qué motivos han conducido a esta situación? El más evidente es que los temas sobre los que escribir se van agotando, por lo que las aportaciones nuevas necesariamente tienen que disminuir. También la adopción de un lenguaje propio supone una barrera de entrada para nuevos colaboradores. Pero también influyen las estrictas reglas que deben cumplirse para publicar, establecidas por la Wikipedia Foundation en un intento por mantener el orden, la calidad y la veracidad de los contenidos. Muchos nuevos colaboradores se encuentran con que sus aportaciones han sido eliminadas tras haber violado alguna norma de uso, lo que no supone precisamente un estímulo para continuar con el esfuerzo. En 2008 los editores borraron el 25% de las nuevas entradas, frente al 10% de 2005. “La Wikipedia se está convirtiendo en un entorno más hostil. Mucha gente abandona cuando tienen que rectificar o debatir sobre el contenido de los artículos una y otra vez”, explica Ortega. Pese a todo, los ejecutivos de la Wikipedia Foundation, que financia y dirige el proyecto, no se muestran preocupados por la situación, ya que consideran que es posible construir una enciclopedia de calidad con menos aportaciones de los usuarios. Aparentemente cerrado el grifo de nuevas entradas (o al menos, cada vez menos accesible), la responsabilidad del trabajo recae sobre los editores veteranos, un grupo cada vez más reducido que tiende a la “profesionalización”. “Necesitamos gente capacitada para hacer el trabajo, pero el objetivo final del proyecto no es la participación”, afirma Sue Gardner, directora ejecutiva de la fundación, que sigue manteniendo la diversidad de los colaboradores como una prioridad. Para ello ha invertido miles de dólares en formación y divulgación dirigida a nuevos voluntarios, en mercados del potencial de la India. Varias preguntas quedan en el aire: ¿ha matado el exceso de control el espíritu participativo de la Wikipedia? ¿Se ha establecido como uno de los modelos a los que pretendía sustituir, más cerca del corporativismo que del comunitarismo? ¿O simplemente es preferible que unos pocos hagan un buen trabajo a que muchos hagan uno de dudosa calidad? Las respuestas, tal vez en la propia Wikipedia.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios